25 julio 2013

Anthony Mann - Man of the West (1958)

Inglés/English | Subs(.srt):Castellano
100 min | mp4-x264 1280x544(2,35:1) | 920 kbps | 160 kbps vbr AAC | 23,976 fps
771 MB + 3% de recuperaciòn/recovery

 http://www.imdb.com/title/tt0051899/
Arizona, 1874. Link Jones, antiguo pistolero dedicado al bandidaje, es hoy un hombre regenerado y casado felizmente. Tanto es así, que la comunidad en la que vive le ha encargado contratar una nueva maestra, para lo que Link ha emprendido un viaje en tren provisto de seiscientos dólares.
Nunca , como en la obra de Mann, el western había llegado a bucear de esa manera en la psique del hombre, nunca las películas del oeste habían alcanzado ese nivel de sofisticación visual, esa fisicidad (recuerdo ahora la garra en la planificación de la secuencia de las minas de sal en “El hombre de Laramie”, o por el contrario, la sabia descripción del maravilloso paisaje de las montañas rocosas en “Colorado Jim”).Pero serà con “El hombre del Oeste” (1958), con un envejecido Gary Cooper de protagonista, cuando Mann realizará su obra definitiva. Visualmente, su planificación resulta más expresiva que nunca. Utiliza la profundidad de campo, las angulaciones de cámara o los travelling a la manera de un paciente alquimista, siempre atento al momento preciso, sin la precipitación propia de un director de serie B. La historia de “El hombre del Oeste” es un drama shakesperiano de un hombre decente (Cooper, un honrado ciudadano que viaja a la ciudad en busca de una nueva profesora para la escuela de su pueblo) que se reencuentra con un pasado (la banda con la que perpetró sangrientos robos en su juventud) que tenía ya olvidado. El tramo final de la película, con el combate de la banda de pistoleros y el personaje de Gary Cooper en un pueblo fantasma, y el tiroteo de los últimos minutos en las rocas, posee un halo que mezcla lo épico con lo fantasmal. Una poesía como sólo la puede dar el western. La poesía de los hombres que se muestran por sus acciones y no por sus palabras, y la expresividad de un entorno físico que condiciona la historia como un personaje más.Mann comprendió el alcance que podía tener el western como vehículo artístico, y nunca desperdició una roca, un poblado, una carreta o una bala; él sabía que este género se lo daba todo para crear obras ambiciosas y complejas. Todo en “El hombre del Oeste” desprende la poesía del western.
Western auteur Anthony Mann and aging Western icon Gary Cooper team up in this stark tale of a trio of train passengers stranded in the middle of the desert after a railway holdup. Taking responsibility for his helpless compatriots (Julie London as a sad-eyed prostitute and Arthur O'Connell as a garrulous but cowardly banker), craggy-faced Link Jones (Cooper) takes them into a veritable viper's nest in a desperate gamble. It turns out the respected town elder is a former member of the outlaw gang that robbed them, and he's welcomed back by patriarchal gang leader Dock Tobin (Lee J. Cobb) like the prodigal son. In his last true Western, Anthony Mann matched the archetypal title with a story about a hero's effort to descend into his outlaw past so that he can exorcise it from his present. Mann initially makes light of Link's discomfort with civilization, before isolating him, saloon girl Billie, and gambler Sam in the wilderness, where their entrance into Dock's dark outlaw lair reveals Link's family-trained past as a hardened criminal, a past abandoned for upstanding married life. Underlining Link's psychological state as he plans to kill the gang, the widescreen landscapes move from more verdant surroundings to the rocky Mojave Desert and a ghost town, as Link's obsessiveness matches his enemies' psychosis. Along with a fistfight and the climactic shootouts, Mann emphasizes Western brutality through the sexual violation of Billie, as she is forced to strip on screen and raped off-screen by Lee J. Cobb's twisted patriarch. To be a defender of civilization, Link must kill his past family, revealing the moral relativity of the no-longer-unquestionably-heroic man of the West. Man of the West was widely overlooked by American critics, although then-film critic Jean-Luc Godard named it one of 1958's best films in the influential French film journal Cahiers du Cinema. ( Lucia Bozzola, All Movie Guide )
“Exactamente igual que el director de El nacimiento de una nación daba a cada plano la impresión de inventar el cine, en cada plano de El hombre del Oeste da la impresión de que Mann reinventa el western (…) El hombre del Oeste es una admirable lección de cine, y de cine moderno." Jean-Luc Godard
"Uso constantemente el paisaje porque al situar a un hombre en uno determinado, hago a ese hombre mucho más grande. Creo que el actor actúa mucho mejor cuando se le fotografía en contraste con algo hermoso, algo fuerte, algo que le define." Anthony Mann
Nueva copia, obtenida en TPB, subida por .BONE., en cuyo post dice: "Source Used: Man of the West 1958 1080p BluRay x264-VETO". Tal vez se desearía todavía un plus de nitidez, pero esta peli en "720p" bien puede valer 4 captchas. Los subtítulos castellanos son los de alex6500 ajustados para versiones HD, subidos a subdivx por videorecord. Las capturas son las del antiguo post, por lo que no corresponden a esta versión.

http://www37.zippyshare.com/v/54265628/file.html
http://www11.zippyshare.com/v/4092667/file.html
http://www19.zippyshare.com/v/4939277/file.html
http://www16.zippyshare.com/v/83385248/file.html

--
Anthony Mann en Arsenevich
Man of the West (1958)

2 comentarios:

Sylvain dijo...

La verdad,con un senario tan chueco y lleno de incoherencias, creo que inclusive un Gary Cooper con 10 años menos en los hombros no hubiera podido salvar la película. Eso si, quedan los exteriores, muy muy "western", casi demasiado bonitos, y la música hollywodiana, mááááás western todavía.

Jorge Alfonso dijo...

Algo despareja la película, pero muy entretenida y con excelente fotografía.

Muchas gracias. Saludos.