21 mayo 2013

Jean Cocteau - Le Testament d'Orphée (1959)

 Francès/French  | Subs:Castellano/English
77 min  | DivX 696x520  | 2384 kb/s  | 128 kb/s mp3  | 25 fps
1,34 GB + 3% de recuperación rar
Un poeta ve que se acerca la hora de su muerte y decide hacer balance de su vida y su obra. Entre sueños de inmortalidad y deseos de nacer de nuevo se suceden toda una serie de surrealistas personajes, en un preciso análisis de las inspiraciones, fobias y obsesiones del artista.
El poeta es exacto. La poesía es exactitud. Desde Baudelaire, el público ha comprendido, poco a poco, que la poesía es uno de los medios más insolentes de decir la verdad. No existe arma de mayor precisión; y para defenderse, con una defensa instintiva, de la angustia de la exactitud y de las claridades reveladoras, se obstinan las gentes en confundir la poesía con la mentira, la viveza de espíritu con la paradoja.
¿Para qué referir una historia que no lleve en sí el peso inimitable de la verdad? ¿Para qué Memorias imaginarias, falsas anécdotas, frases que se equivocan de labios y recuerdos pintorescos? El peso muerto de la inexactitud abruma de fatiga. Muy distinto es el haz de luz de un proyector, que se pasea por la superficie de esa noche acumulada detrás de cada uno de nosotros y que se detiene sobre un rostro, un acto o un lugar significativos, de forma que les dé el máximo de fuerza expresiva y de resurrección.[...] (Jean Cocteau, Fragmento de "Retratos-Recuerdo" 1935)
Tercer tí­tulo sobre el mito de Orfeo, tras La sangre de un poeta (1930) y Orfeo (1950).La despedida del cine de Jean Cocteau estaba interpretada por el mismo como un enigmático viajero del tiempo, que iba encontrándose con figuras simbólicas de anteriores pelí­culas suyas según vagaba en búsqueda de una identidad o de la muerte. El filme retoma las pautas vanguardistas y surrealistas.
El propio Cocteau confiesa en el prologo de El testamento de Orfeo que su filme es una suerte de streap-tease del alma poética, un acto de desnudar su espí­ritu, sus inquietudes como creador, su conciencia intima. La trayectoria vital y la trayectoria artí­stica son indisociables en este autorretrato. El poeta se convierte en una criatura imposible mas de su imposible universo y se reencuentra con sus fantasmas. Sus fantasmas vuelven a ser el tiempo, la muerte, la disidencia sexual y social, la infancia perdida y recuperada y la belleza, la búsqueda interminable de la belleza. El paso del tiempo, la erosión del tiempo y la incapacidad / capacidad de romper sus leyes cobra una importancia especial en este filme desconcertante, una pieza de cámara inusual en el cine de finales de los cincuenta. Los paisajes desolados, desnudos y fantasmales de El testamento de Orfeo nos retrotraen a los cuadros de Dalí­ y Chirico transformados por la imaginerí­a del cineasta francés donde no faltan imágenes relamidas, ingenuas y hasta de regusto “kitsch” con iconografí­a homoerótica sacada de paisajes Lorquianos, cine de Hollywood y decorados deliberadamente artificiosos. La presencia de Picasso y otros grandes iconos de la cultura del momento no debe verse como una efectista “boutade” sino como una verdadera ceremonia de reencuentro del artista con sus monstruos en el lecho póstumo. (Claqueta)
In his last film, legendary writer/artist/filmmaker Jean Cocteau portrays an 18th-century poet who travels through time on a quest for divine wisdom. In a mysterious wasteland, he meets several symbolic phantoms that bring about his death and resurrection. With an eclectic cast that includes Pablo Picasso, Jean-Pierre Leáud, Jean Marais and Yul Brynner, Testament of Orpheus (Le Testament de Orphée) brings full circle the journey Cocteau began in The Blood of a Poet, an exploration of the torturous relationship between the artist and his creations.
"Esta película nada tiene que ver con los sueños excepto que toma prestada la rigurosa ilogicidad de los sueños, su manera de ofrecer, durante la noche, una suerte de frescor a las falsedades del día desdibujado por la rutina. Además, es realista, si realismo significa una pintura detallada de las intrigas de un universo que es único para cada artista y que no tiene relación alguna con lo que acostumbramos a aceptar como realidad. La película no obedece reglas muertas, rindiendo homenaje a todos los que desean permanecer libres. Pone al descubierto una forma de lógica que la razón no reconoce. Para abreviar, es cartesiana por medios anticartesianos." Jean Cocteau

Testamentd'Orphee.part1.rar
http://www55.zippyshare.com/v/25716626/file.html

Testamentd'Orphee.part2.rar
http://www43.zippyshare.com/v/33799632/file.html

Testamentd'Orphee.part3.rar
http://www76.zippyshare.com/v/86799431/file.html

Testamentd'Orphee.part4.rar
http://www8.zippyshare.com/v/7225384/file.html

Testamentd'Orphee.part5.rar
http://www61.zippyshare.com/v/45636799/file.html

Testamentd'Orphee.part6.rar
http://www4.zippyshare.com/v/64559113/file.html

Testamentd'Orphee.part7.rar
http://www64.zippyshare.com/v/15724964/file.html

Testamentd'Orphee.part8.rar
http://www48.zippyshare.com/v/93654351/file.html
-o-
Jean Cocteau en Arsenevich
L'aigle a deux têtes
Les Parents Terribles

7 comentarios:

chicharro dijo...

Gracias, say, por este aporte. Ya es hora para mí de revisitar estas maravillosas películas de Cocteau. Además, siempre es bueno ver a María Casares! (igual me pasa con Adolphe Menjou. Son actores que su sola presencia, aunque sean secundarios, llena la película.)

chicharro dijo...

Ahora ya sólo me queda volver a ver la sangre de un poeta para completar de nuevo la trilogía. Cuando un artista habla sobre él mismo como creador y del proceso de creación quedan obras memorables como esta trilogía, los sonetos a orfeo de rilke, y no tantas cosas más. También godard, claro, que fue el que me descubrió de hecho a jean cocteau.
Una película necesaria, sin duda. Gracias por traerla al blog.

saynomoreglass dijo...

Sì, y Cocteau màs modernìsimo que nunca (què viejo suena moderno junto a su nombre, tal vez sea mejor sòlo decir: imprescindible). Abrazo, chicharro

scalisto dijo...

Enlaces RS nuevos!

Equipo Investigación dijo...

Muchas gracias

Migueltxaves dijo...

Qué belleza.

Andres Muriel dijo...

Excelente traducción y subtitulos. Muchas gracias por el privilegio de poder visualizar esta joya después de 30 años de haberla visto por primera vez. Un blog imprescindible.