04 mayo 2013

Howard Hawks - The Road to Glory (1936)

Inglès/English I Subs:Castellano
98 min I Xvid 544x400 I 1486 kb/s I 123 kb/s vbr mp3 I 25 fps
1,10 GB
La historia de la vida en las tincheras de un regimiento frances durante la Primera Guerra Mundial. El Teniente Denet (Fredric March) y el Capitan La Roche (Warner Baxter) no solo deberan sobrevivir a una mision suicida si no luchar por el amor de la bella Monique (June Lang)...
Si Hawks encarna el cine americano clásico en su mejor faceta, si ha dado a cada género sus letras de nobleza realizando por turno el mejor filme de gangsters (Scarface), el mejor filme de aviación (Sólo los ángeles tienen alas), el mejor filme de guerra (Air Force), el mejor western (Río rojo), finalmente las mejores comedias (La fiera de mi niña, Bola de fuego, Me siento rejuvenecer), es que él ha sabido siempre, en cada uno de los casos, elegir aquello que el género tiene de esencial y de grande, y confundir sus temas personales con aquellos que la tradición americana había profundizado y enriquecido lentamente. Bajo esta primera diversidad, la obra de Hawks es profundamente homogénea: él va directamente a lo excepcional, y fascinado por las figuras de gran formato, en un género donde cualquier otro director se atasca siempre en una crónica sentimental o la prédica bíblica, toma partido por trazar, a grandes rasgos el retrato de un dios-tirano y la génesis de la empresa más fabulosa que haya jamás intentado el genio del hombre. (...)
Ningún otro genio, aunque más prendado por la continuidad, sabría de manera más apasionada dedicar mayor atención a las consecuencias de los actos, a las relaciones que los unen; sus influencias, sus repulsiones, sus atracciones suscitan un universo continuo y coherente, universo newtoniano en el que se imponen la ley de la gravitación universal y el sentimiento profundo de la gravedad de la existencia. Los gestos del hombre están contados y medidos por un maestro al que preocupan sus responsabilidades.
El tiempo de estos filmes es el tiempo de la inteligencia, pero de una inteligencia artesanal, directamente aplicada al mundo sensible, y que busca la eficacia siguiendo la óptica precisa de un oficio o de una forma determinada de la actividad humana en conexión con el universo, inquieta de conquistas. Marlowe ejerce un oficio, como el sabio y el aviador. Y cuando Bogart elogia su lancha, no mira en absoluto al mar, menos preocupado por la belleza de las olas que por sus pasajeros; todo río está hecho para ser atravesado, todo rebaño para prosperar y ser vendido al precio más alto. A pesar de ser seductoras, a pesar de ser amadas, las mujeres deben ayudar a la empresa. No podemos evocar Tener y no tener sin volver a ver inmediatamente la lucha contra el pez con que empieza la película. La conquista del universo no se lleva a cabo sin conflictos, y tal es el medio natural de los protagonistas de Hawks: combates cuerpo a cuerpo, luchas apasionadas, ¿qué abrazo más estrecho con otro ser se puede desear?
De esta manera se aman sus personajes, incluso en una perpetua oposición, en un duelo encarnizado en el que el incesante peligro les embriaga con la evidencia de su sangre (El sueño eterno, Río Rojo). De la lucha nace la estima: la admirable palabra en la que se hallan contenidas a la vez el conocimiento, la apreciación y la simpatía; el adversario se convierte en compañero. Pero qué decepción si hay que combatir con un enemigo que la rehúsa. Marlowe, atrapado por una repentina severidad, precipita los acontecimientos y se obliga a terminar de una vez con la situación.La madurez asedia a estos hombres reflexivos, héroes de un universo adulto, con frecuencia exclusivamente viril, en el que lo trágico es el relato de las relaciones interiores. Pero igual ocurre con lo cómico, con la intrusión y la confrontación de elementos extraños, o la sustitución de mecanismos al libre arbitrio, cuando se oponen a la decisión voluntaria mediante la que el hombre se expresa y se afirma en su acto como si fuera una creación.
No quisiera que pareciera que elogio aquí a un genio extraño a su tiempo, pero la evidencia de sus lazos con nuestro siglo me exime de todo retraso y me gustaría más hacer entrever cómo, aunque se dedica a veces a la pintura de lo irrisorio o del absurdo. Hawks se interesa en primer lugar por dar un sentido y hacer vivir a estos fantasmas, así como dotarlos de una insólita grandeza, de cierta nobleza que durante mucho tiempo se mantuvo secreta: cómo da a la sensibilidad moderna una conciencia clásica. Río Rojo,Sólo los ángeles tienen alas no se reclaman de otro parentesco que no sea el de Corneille. La ambigüedad, la complejidad, son los privilegios de los más nobles sentimientos, que algunos creen todavía monótonos, mientras que se agotan rápidamente los instintos, las barbaries, los móviles de las almas bajas: y he aquí la verdadera razón de que las novelas modernas sean aburridas.
Cómo podría, en fin, prohibirme a mí mismo evocar esas admirables introducciones en las que el protagonista se instala en su duración temporal con fluida plenitud. Ningún elemento preliminar, ningún artificio de exposición; una puerta se abre, ahí está ante nosotros desde el primer plano, la conversación se inicia y nos familiariza apaciblemente con su ritmo personal; desde ese instante en que le hemos sorprendido, cómo podríamos abandonarle, compañeros de viaje, a todo lo largo de su desarrollo, tan seguro y tan regular como el de la película en el proyector. Tiempo de una marcha tan ágil y constante como la de los montañeros que parten con el mismo paso mesurado que conservarán en los senderos más duros, al término de las más largas etapas. De esta manera nos sentimos seguros, desde las primeras pulsaciones, de que éstos no abandonarán tampoco, sino que mantendrán hasta el exceso sus promesas. No pertenecen a la raza de los cobardes ni de los indecisos. Nada, en efecto, puede oponerse a la admirable obstinación, a la testarudez de los personajes de Hawks. Una vez en camino,irán hasta el final de sí mismos y de lo que se han prometido a sí mismos,qué importan las consecuencias, impulsados por una forma extrema de la lógica, hay que acabar lo que se ha emprendido, qué les importa que hayan sido a menudo arrastrados en un primer momento contra sus deseos:persiguiendo, dando el últimos toque a su labor, darán pruebas de su libertad y del honor de ser hombre. La lógica no es para ellos de ninguna manera una determinada y fría facultad intelectual, sino la coherencia del cuerpo, el acuerdo y la continuidad de sus actos, la fidelidad a sí mismos. El poder de la voluntad asegura la unidad del espíritu y del hombre, trabados ambos en lo que les justifica y les da su sentido más alto.
Si es verdad que la fascinación nace de los extremos y de todo aquello a lo que se atreve el exceso, cuando la desmesura se denomina también grandeza -suponemos que aquélla no desdeña en absoluto dichas fuerza en marcha, que unen a la precisión intelectual de las potencias abstractas los prestigios elementales de los grandes impulsos terrestres, a las ecuaciones las tormentas, y sin dejar nunca de ser afirmaciones vivientes-,toda película de Hawks no ofrece a la belleza otra cosa que esta afirmación tranquila y segura, sin remedio ni remordimiento. Demuestra el movimiento andando, la existencia respirando. Lo que es, es. (Jacques Rivette)
In 1916, somewhere in the front in France in World War I, the 5th Company in the 2nd Battalion of the 39th Regiment created by Napoleon Bonaparte and leaded by the tough Captain Paul La Roche receives among the replacements, Lieutenant Michel Denet and private Moran. When Lt. Denet meets the nurse Monique La Coste, who is Capt. La Roche's mistress but he doe not know, they fall in love for each other. When Capt. La Roche sees the old Pvt. Moran in his inspection, he identifies his father using a fake identity. Meanwhile, the 39th Regiment receives order to go to the trenches, attack the German lines and install a telephone in the front to guide the artillery."En cada trama hay como treinta tramas. Todas ellas ya han sido hechas por gente muy buena. Si eres capaz de pensar en una manera nueva de contar esa trama , eres bastante bueno. Pero si dejas que lo hagan los personajes, entonces puedes olvidarte de la trama. Sencillamente dejas que los personajes se muevan. Dèjales que ellos cuenten la historia por ti, y no te preocupes por la trama. Yo no lo hago. " Howard Hawks


http://www61.zippyshare.com/v/xNfi9yJ8/file.html
 http://www68.zippyshare.com/v/L9EUxZyL/file.html
 http://www29.zippyshare.com/v/81OFM3fl/file.html
 http://www19.zippyshare.com/v/DcMDjZfu/file.html
 http://www35.zippyshare.com/v/xe147Kq4/file.html
 http://www39.zippyshare.com/v/1zn1bn3W/file.html

2 comentarios:

Don Dunder dijo...

part 5 isn't downloading properly. Only 4.00 KB/s

chicharro dijo...

Part 5 is perfectly ok at this moment. Please try again.