15 mayo 2013

D. W. Griffith - The Struggle (1931)

 Inglès/English I Subs:Castellano
77 min IXvid 720x480 I 1025 kb/s I 40 kb/s vbr mp3 I 24 fps
592 MB + 3% de recuperación rar
 Una joven pareja de casados enfrenta el alcoholismo de él.
El más bello fracaso de la historia del cine.
Con 56 años, David W. Griffith hace "The struggle", su segundo talkie, de pésima reputación, en unas condiciones deplorables. Olvidado, arruinado, sobrepasado, no sé en qué orden. Sería su última película.
Ver ahora, casi 80 años después de su estreno, esta obra suprema de los años 30 es un cruce de cables considerable. No sólo por la rabia y el asombro ante la ceguera de sus contemporáneos (y la injusticia porque ni el tiempo ni la crítica "moderna", tal vez demasiado moderna, no la han restituido a su verdadero lugar) sino sobre todo por la capacidad de un gigante por ir más allá cuando las condiciones son las peores imaginables.
"The struggle" es para mí uno de los pasos adelante más ignotos que dio el cine sonoro y una de las películas más desasosegantes de la historia del cine.
Más dura y profunda que "The crowd" de Vidor, mil veces más intimidante que "The roaring twenties" de Walsh, ésta es la obra clave del "cine de la calle", tan desnuda y en bruto como sólo muchos años después varios emblemáticos Rossellini, alargando la sombra de "The sorrows of Satan", una de sus grandes obras maestras silentes.
Y no lo es tanto por la innovadora técnica de diálogos superpuestos (como la que pusieron en práctica Howard Hawks, Wellman y compañía, pero sin comedia de por medio) sino por no hacer una sola concesión al proceso de adaptación (sobre todo el de los espectadores) del mudo al sonoro a nivel temático y estilístico. Parece como si Maurice Pialat hubiese viajado en el tiempo hasta 1931 para mostrar esta historia de alcoholismo sin la menor conexión teatral (parece mentira que todavía alguno crea que es el grosor de la pared del decorado y si se mueve al cerrar una puerta lo que determina este hecho) y sin moralina final, un espejo desolador que devuelve una imagen (y sin subirla de clase social a un cómodo escalón, problemas de ricos, ni bajarla a los más sórdidos ambientes, como algunos Pabst) en la que no se querían reconocer muchos americanos inmersos en los años más duros de la Gran Depresión.
Es incómodo ver reflejado en la pantalla el drama de gente tal vez cercana (o de uno mismo) sin obtener consuelo ni sentirte a salvo de su alcance, identificado, señalado, aludido. No ha sido uno de los propósitos más rentables del cine pero sí una de sus más apasionantes empresas, quizá la definitiva cumbre y ademas doble, del realismo y de la ficción . (...) (Texto de Jesùs Cortès, tomado de un blog comme les autres)
The standard film histories blame the “old-fashioned” technique of “The Struggle” for bringing on the end of Griffith’s career. But seen today “The Struggle” looks less like the quaintly antiquated Victorian melodrama it is often described as than like an exercise in radical realism that flew in the face of standard Hollywood practice in 1931. (Audiences apparently loathed it: a 1939 profile of Griffith in The New York Times suggests that the film played only a few days at a Broadway theater before being withdrawn.)
On an immediate, emotional level, “The Struggle” is Griffith’s most personal film, the story of a factory foreman (Hal Skelly) who suffers, as Griffith did, from alcoholism. Stylistically, the movie could not be further removed from the gauzy products of Hollywood’s dream factory, then functioning at its height.
“Lo que el Cine necesita es belleza, la belleza del viento moviéndose entre las hojas de los árboles.” D. W. Griffith
Enlaces:
http://www58.zippyshare.com/v/86937681/file.html
http://www20.zippyshare.com/v/84150778/file.html
http://www75.zippyshare.com/v/31223758/file.html
http://www32.zippyshare.com/v/95920476/file.html 

-o-
D. W. Griffith en Arsenevich
The Struggle (1931)

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por esta peli de Griffith!

chicharro dijo...

Una peli notabilísima. He ahí alguien que tiene algo que decir, además de cómo pueda decirlo. Me gusta mucho lo que consigue en un escenario contemporáneo, como también en la batalla de los sexos. Lástima que fuera un fracaso y acabara del todo con su carrera. Y suerte que Brazil redime a estos malos modos de acabar. :)
Gracias y un abrazo.

alberto de mieres dijo...

Mil gracias por la joya.
A ver si es posible encontrar otra de sus mejores obras, quizá la más original de todas, la magistral Isn't Life Wonderful de 1924. La vi hace muchos años y me pareció una de las mejores películas de la era silente. Esperemos verla por aqui pronto, visto el buen gusto y conocimiento de los colaboradores de este estupendo oasis filmico.
Un saludo

Bardamu dijo...

Muchas gracias por este apote.

saynomoreglass dijo...

Resubidaa!!

Robert dijo...

mira que suelo ser elocuente pero la verdad es que no tengo palabras, de verdad, muchas gracias, gracias a este blog puedo ver películas que he intentado ver toda mi vida sin lograrlo,

oscar zurumi dijo...

Los felicito, uno de los mejores blog que de casualidad he encontrado. Hay problemas con la part 3 de los archivos, los descargue dos veces y no abre. Gracias por todo

chicharro dijo...

Asegúrate de que bajan completos, a ver si está ahí el problema. Los tres primeros archivos son de 199 MB (208 millones y pico de bytes). El último es de 6,39 MB.

oscar zurumi dijo...

La tercera fue la vencida, ya obra en mi poder.gracias