09 mayo 2009

Jean-Pierre Melville - Bob le flambeur (1956)

Francès/French I Subs: Castellano /English
95 min I Xvid 512x384 I 827 kb/s I 107 kb/s vbr mp3 I 23.97 fps
697 MB
Bob, un viejo gangster y un jugador empedernido, está casi a punto de arruinarse. Entonces decide, a pesar de las advertencias de los amigos, atracar un casino de Dauville. Todo está planeado a la perfección, pero la policía está informada del asalto y notodo saldrá como Bob espera.
Siempre en silencio. Así se manejó siempre Jean-Pierre Melville, uno de los mejores directores franceses de todos los tiempos. De bajo perfil, Melville eligió moverse en un terreno totalmente masculino, de hombres recios, donde los gangsters -como el director- se mueven cómodamente sin jamás romper los códigos. Bob, quien da título a la película, no es la excepción: si bien no se trata de un matón sino de un estafador de poca monta, maneja sus estafas con la profesionalidad de un especialista. Decadente pero glamouroso, así lo hace Melville y así nos enamoramos del personaje. Casi toda la película se desarrolla en ese horario matinal en el que la ciudad aún duerme, salvo cuando se pone en marcha la gran estafa (y no se sorprendan si de este filme se desprendió la película con Frank Sinatra, Dean Martin y el resto del rat pack que luego engendraría la Ocean´s Eleven de Steven Soderbergh), último tramo de la película en el que uno nopuede evitar sentir que algo va a salir mal. Melville es elegante, discreto y todo movimiento de cámara tiene una razón de ser precisa, tan precisa como los movimientos de Bob. Melville quiere a sus personajes y dota a la película de un humor seco y algo triste, pero tan satisfactorio que es difícil no volver a este grupo de perdedores siempre al borde del golpe de suerte. Se ha dicho que la película ha influenciado a la Nouvelle Vague por su ánimo callejero, su moral imprecisa y sus personajes oscilantes, pero tal vez es mucho más interesante poner el ojo en el ascenso social que atraviesa Anne, la noble coquette, o en la relación de antagonismo/cariño que Bob tiene con la policía. Allí Melville se configura como el verdadero realista, aquél que observa tan bien la realidad que se da cuenta de su extrañeza. (Guido Segal)
A singular masterpiece that served as a clarion call for the coming French New Wave, this 1955 love letter to the city of Paris and the American urban noir films of the 1930s and 1940s is precisely the sort of cinematic consideration of genre influences that became the soul of early works by Jean-Luc Godard, François Truffaut, and Claude Chabrol. Directed by Jean-Pierre Melville (a filmmaker so enamored of American culture he adopted the name of Moby Dick's author), Bob le Flambeur (Bob the Gambler) concerns a courtly gangster who plans on robbing a casino. But the film is less about the trappings of a conventional heist tale than about Melville's embrace of the form and his wistful weavings within it. The title character (Roger Duchesne) is almost a knight errant, with a visible gallantry and code of loyalty suggesting Melville's own dreams of film tradition, reinvented into something both faithful and new. A terrific experience and an important sliver of film history. --Tom Keogh
"En 1947, poco antes de realizar mi primera película, ya lo conocía todo acerca del cine. Y no me refiero solamente al aspecto técnico: me sabía los créditos de las películas de memoria. En la adolescencia me la pasaba repitiendo: “Cuando sea grande, haré películas”. Para estupefacción de todo el mundo, porque en aquella época nadie tenía vocación de cineasta. Debo haber sido el único hombre de mi generación que, antes de la guerra, decía todo el tiempo: “¡Quiero hacer películas!”." Jean-Pierre Melville
La cualidad primordial que exijo a un héroe de mis historias es que sea un personaje trágico. "Quiero que esto se sepa en los primeros cinco minutos de proyección. No creo en la amistad y menos en la amistad viril entre hampones, pero me gusta reflejarla en mis películas. Así como la simpatía que tienen los hampones por los policías y los policías por los hampones. Después de todo, unos existen en relación con los otros." Jean-Pierre Melville
Nuevos enlaces, gracias a chicharro

http://www36.zippyshare.com/v/xkinIrrA/file.html
 http://www51.zippyshare.com/v/qSDoiPaJ/file.html
 http://www59.zippyshare.com/v/bmUEJIWL/file.html
http://www73.zippyshare.com/v/2pJfTVyI/file.html

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Impagables planos de las calles de Paris a punto de amanecer. Muy buena pelicula. Gracias

EL STALKER

Anónimo dijo...

Fenomenal pelicula, pero en el tercio final tiene un leve salto de imagen (debe de coincidir con una de las partes del archivo ) y a partir de ahí la voz va descompasada de la imagen. No sé si solo me pasa a mí. Gracias por compartir y por aclararme esto si podéis alguien.
JUAN NADIE

saynomoreglass dijo...

Hola a ambos. Sì,Stalker, es una muy linda pelìcula, tambièn me gustaron muchìsimo esos planos y esa atmosfera de amanecer. Y respecto al salto y al desfase pues la verdad no recuerdo que los tuviera la peli cuando la vi. Ahora lo voy a revisar y mañana te aviso ,Juan. Abrazos .

saynomoreglass dijo...

Hola de nuevo, Juan, pues ya comprobè dos veces la peli y anda bien: primero probè la peli que ya tenìa y todo bien, luego me la bajè del blog y tambièn todo bien. Fìjate si tu compu no tiene el disco casi lleno porque cuando el mio està lleno pues todo anda mal y las pelis se ponen lentas o saltan. Bueno, espero que encuentres el problema, un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias ! Muy amable. La volveré a bajar y probaré. Saludos y ánimo. Este trabajazo que haces merece ser agradecido de continuo.

JUAN NADIE

Lýkos (Ο λύκος της στέπας) dijo...

No sé si el vino que más embriaga es el de la libertad, pero está claro que el cine no deja resaca. Yo, por lo menos, no haré otra cosa este verano que emborracharme con cine. Y he empezado por ésta botella, un buen añejo del 56. Me supo bien, mejor que la primera vez.

scalisto dijo...

Bob le flambeur de Jean-Pierre Melville recuperada por chicharro