12 octubre 2012

Gregory La Cava - Gabriel Over the White House (1933)

El despertar de una Nación
English | Subtítulos: Castellano
85 min | xvid 640x480 | 1800 kb/s | 160 kb/s mp3 | 23.976 fps
1,18 GB + 3%

http://www.imdb.com/title/tt0024044/
A political hack becomes President during the height of the Depression and undergoes a metamorphosis into an incorruptible statesman after a near-fatal accident.  
Tras un accidente automovilístico, el político de segunda que ha llegado a la presidencia de los EEUU en lo peor de la Depresión sufre una metamorfosis aparentemente sobrenatural que lo torna en el implacable y clarividente estadista que exigen los tiempos.

Controversial since the time of its release, Gabriel Over the White House is widely acknowledged to be an example of totalitarian propaganda. Tweed, the author of the original novel, was a "liberal champion of government activism" and trusted adviser to David Lloyd George, the Liberal Prime Minister who brought Bismarck's welfare state to the United Kingdom.The decision to buy the story was made by producer Walter Wanger, variously described as "a liberal Democrat" or a "liberal Hollywood mogul." After two weeks of script preparation, Wanger secured the financial backing of media magnate William Randolph Hearst, one of President Franklin D. Roosevelt's staunchest supporters, who had helped him get the Democratic presidential nomination and who enlisted his entire media empire to campaign for him. Hearst intended the film to be a tribute to FDR and an attack on previous Republican administrations.
Gabriel Over the White House is a 1933 American Pre-Code film variously described as a bizarre political fantasy or a comedy drama that is surprisingly socialist in tone (albeit veering toward National Socialism) and which posits a favorable view of fascism. 
 
Although an internal MGM synopsis had labeled the script "wildly reactionary and radical to the nth degree," studio boss Louis B. Mayer "learned only when he attended the Glendale, California preview that Hammond gradually turns America into a dictatorship," writes film historian Leonard J. Leff. "Mayer was furious, telling his lieutenant, 'Put that picture back in its can, take it back to the studio, and lock it up!'"
Released only a few weeks after Franklin Roosevelt's inauguration, the film was labeled by The New Republic "a half-hearted plea for Fascism." Its purpose, agreed The Nation, was "to convert innocent American movie audiences to a policy of fascist dictatorship in this country." Newsweek's Jonathan Alter concurred in 2007 that the movie was meant to "prepare the public for a dictatorship," as well as to be an instructional guide for FDR, who read the script during the campaign. He liked it so much that he took time during the hectic first weeks of his presidency to suggest several script rewrites that were incorporated into the film. "An aroma of fascism clung to the heavily edited release print," according to Leff. Roosevelt saw an advance screening, writing, “I want to send you this line to tell you how pleased I am with the changes you made in ‘Gabriel Over the White House.’ I think it is an intensely interesting picture and should do much to help.” Roosevelt saw the movie several times and enjoyed it. After a private screening, First Lady Eleanor Roosevelt wrote that "if a million unemployed marched on Washington... I'd do what the President does in the picture!"
Alter comments: “That the Rooseveltian hero of the popular film was a dictator must have seemed an advantage to the real-life president. It would help pave the way for precipitous action, if the role required it.”
In the crisis of the Great Depression, many people suggested that dictatorship might be necessary to save the United States. While Roosevelt's adversaries feared the possibility of "totalitarian New Dealism," some of FDR's supporters had no such qualms: though he resented the suggestion, Roosevelt was often seen in the 1930s as a "benevolent dictator." First Lady Eleanor Roosevelt “lamented that the nation lacked a benevolent dictator to force through reforms."Influential columnist Walter Lippmann told Roosevelt, "The situation is critical, Franklin. You may have no alternative but to assume dictatorial powers"; in his column, Lippmann wrote, "The more one considers the scope and the variety of the measures that are needed for relief and reconstruction the more evident it is that an extraordinary procedure—'dictatorial powers,' if that is the name for it—is essential..."

In his inaugural address, FDR said: “If we are to go forward we must move as a trained and loyal army willing to sacrifice for the good of a common discipline, because, without such discipline, no progress is made, no leadership becomes effective. We are, I know, ready and willing to submit our lives and property to such discipline because it makes possible a leadership which aims at a larger good.”
The American people, he added, "have asked for discipline and direction under leadership. They have made me the present instrument of their wishes. In the spirit of the gift I take it."
The New York Herald Tribune welcomed FDR's inauguration with the headline "FOR DICTATORSHIP IF NECESSARY." FDR economic adviser Herbert Feis commented, "The outside public seems to believe as if Angel Gabriel had come to earth."

The film was released in Britain, but was not a commercial success. Newsreel film of the Royal Navy was spliced into the yacht sequence in the British version, implying that both Britain and the United States were co-operating to obtain disarmament.
 
Film polémico ya desde su estreno, hay consenso en considerar a Gabriel Over the White House como un ejemplo de propaganda totalitaria. Tweed, autor de la novela original, era un "campeón liberal del intervencionismo estatal", y preciado consejero de David Lloyd George, el Primer Ministro liberal que introdujo el Estado de bienestar bismarckiano en el Reino Unido. La decisión de comprar los derechos de adaptación vino de Walter Wanger, a quien muchos describían como "liberal-demócrata", o bien como "magnate liberal-hollywoodense". A las dos semanas de trabajo en el guión, Wanger ya tenía asegurado el respaldo financiero del potentado mediático William Randolph Hearst, uno de los más rabiosos partidarios del Presidente Roosevelt, que había ayudado a su nominación y puso todo su imperio mediático al servicio de la campaña. Hearst quería que el film fuera un tributo a FDR y un ataque a las administraciones republicanas previas.
Estrenado en 1933, y como tal anterior al Código Hays, Gabriel Over the White House es descripto como una estrambótica fantasía política o como comedia dramática de tono increíblemente socialista (aunque con matices peligrosamente cercanos al Nacional Socialismo), y que entrega una visión favorable del fascismo.
Aunque ya una sinopsis interna de la Metro definía al guión como "salvajemente reaccionario y radical a la enésima potencia," el historiador Leonard J. Leff refiere que fue recién al asistir a una función de preestreno en California, que el jefe del estudio, Louis B. Mayer, iba a descubrir que el protagonista hacía derivar gradualmente a los EEUU hacia el fascismo... Mayer, furioso, le habría dicho a su asistente: "¡Esta película se vuelve a enlatar, me la llevan de vuelta al estudio, y ahí se queda!"
 
Estrenada apenas unas semanas tras la asunción presidencial de Franklin D. Roosevelt, el film fue caracterizado por The New Republic como "un desganado alegato en favor del fascismo". Su objetivo, señalaba The Nation, era "convencer a inocentes públicos americanos de la necesidad de una dictadura fascista en este país". En 2007, Jonathan Alter coincidiría desde Newsweek en que la película intentaba "preparar al pueblo para una dictadura", y al mismo tiempo servir de instructivo para FDR, que leyó el guión durante la campaña... Tanto le gustó, que aun durante el frenesí de las primeras semanas de mandato se las arreglaría para sugerir diferentes cambios que fueron incorporados al film. "Un aroma de fascismo impregnaba a esa copia final que había sufrido tantas ediciones," dice Leff. Roosevelt la vio antes del estreno, y escribió: "Estas líneas son sólo para hacerles saber lo satisfecho que estoy con los cambios hechos a Gabriel Over the White House; creo que es una película muy interesante y que será de gran ayuda." Roosevelt vio la película varias veces y la disfrutó mucho. Tras una función privada, la Primera Dama, Eleanor Roosevelt, escribió: "Si un millón de personas marcharan sobre Washington... ¡Yo haría ni más ni menos lo que el Presidente hace en el film!"
Escribe Alter: "Que el héroe rooseveltiano de un film popular fuera un dictador, le debe haber parecido un dato favorable al presidente de carne y hueso. Ayudaría a precipitar los acontecimientos, si el papel lo requiriera."
En la crisis de la Gran Depresión, muchos sugerían que podía resultar necesaria una dictadura para salvar a los EEUU. Mientras que los adversarios de Roosevelt temían la posibilidad de un "New Deal totalitario", algunos de sus partidarios no tenían tantos remilgos: aunque él rechazara la idea, era común que Roosevelt fuera visto en los años 30 como un "dictador benevolente". La Primera Dama, Eleanor Roosevelt, lamentaba que la nación careciera de un dictador para acelerar las reformas. El influyente columnista Walter Lippmann le diría a Roosevelt: "La situación es comprometida, Franklin. Quizás no tengas otra alternativa que asumir poderes dictatoriales." En su columna, Lippmann escribía: "Cuanto más consideramos el alcance y la variedad de las medidas necesarias para el alivio y la reconstrucción, es tanto más evidente cuán esencial resulta un procedimiento extraordinario... Poderes dictatoriales, dicho en otras palabras."
En su discurso inaugural, FDR diría: "Si queremos avanzar, tendremos que hacerlo como un ejército leal y entrenado, dispuesto a sacrificarse por el bien de una disciplina común, dado que, sin tal disciplina, el progreso resulta imposible, y ninguna conducción se sostiene. Estamos -lo sé- listos para entregar nuestras vidas y nuestros bienes en aras de esa disciplina, pues sólo así será posible una conducción efectiva que apunte a un bien mayor."
El pueblo estadounidense, agregaba, "ha pedido disciplina y orientación bajo una conducción". El New York Herald Tribune dio la bienvenida a la inauguración de FDR con el titular "¡DICTADURA SI ES NECESARIO!". El consejero económico de FDR Herbert Feis comentaría: "La gente común parece creer que el Arcángel Gabriel hubiera bajado a la tierra."
El film se estrenó en Gran Bretaña, pero no fue un éxito comercial. En la secuencia de los barcos del final insertaron planos de la Armada Real para dar a entender que eran Gran Bretaña y los EEUU mancomunados los que imponían el desarme.
Wikipedia


DVD rip de Bribobmac (KG). La pelicula me parece una curiosidad y a la vez, en cuanto documento histórico, material de difusión casi obligatoria, sin ir más lejos, como posible referente para una visión más contextualizada de El ciudadano de Welles, por ejemplo. Subtítulos castellanos anónimos. Cabe señalar que en la nota de Wikipedia citada más arriba el término 'liberal' corresponde al uso norteamericano, con un sentido de 'progresista' o, en algunos casos, 'populista'. Asimismo, merece unas palabras el protagonista Walter Huston, al parecer encarnación habitual por esa época de las virtudes "americanas", como saben los que hayan visto Dodsworth (1936), de William Wyler. Además era el padre de John Huston, bajo cuyas órdenes trabajó en El tesoro de la Sierra Madre.


GabrielWhiteHouse.part1.rar
http://www31.zippyshare.com/v/RWZCFcpn/file.html

GabrielWhiteHouse.part2.rar
http://www31.zippyshare.com/v/hV50YSKI/file.html

GabrielWhiteHouse.part3.rar
http://www31.zippyshare.com/v/tkPAv0qS/file.html

GabrielWhiteHouse.part4.rar
http://www31.zippyshare.com/v/JIBcOjlf/file.html

GabrielWhiteHouse.part5.rar
http://www31.zippyshare.com/v/PCbMba4G/file.html

GabrielWhiteHouse.part6.rar
http://www31.zippyshare.com/v/C9EqPdo0/file.html

GabrielWhiteHouse.part7.rar
http://www31.zippyshare.com/v/7OksXw1c/file.html


----o0o----
Gregory La Cava en Arsenevich

 
My Man Godfrey (1936)

14 comentarios:

chicharro dijo...

Se agradece, tribu. Hace tiempo, cuando me interesé por lacava y me bajé cosas del emule, aparqué ésta por no encontrarle subtítulos apropiados. Aparte de por los subtítulos, siempre es mejor encontrarla aquí. Un abrazo!

Juan Carlos Abril dijo...

Gracias, tribu. es triste ver en lo que se ha quedado este blog, pero para los que sabemos lo grande que es y ha sido, volver a ver una película posteada es un consuelo y una esperanza.
Un abrazo y gracias

DerechaAbertzale dijo...

Totalmente de acuerdo con mi amigo del alma JCA:

Que tristeza hay en ti
no pareces igual
eres otro Arsenevich
más frío y más gris

El sereno canal
de romántica luz
ya no tiene el
encanto que hacía soñar...

Que callada quietud
que tristeza sin fin
que distinto scalisto
si me faltas tú

Ni la luna al pasar
tiene el mismo fulgor
que triste y solo está
el blog sin tu amor

Como sufro al pensar
que en rapidshare murió
el amor que jurabas
eterno guardar....

Sólo queda un adiós
que no puedo olvidar
hoy Arsenevich sin ti
que triste y solo
está..

tribu dijo...

Cómo estamos... Trataré de buscar títulos más acordes con el ambiente elegíaco...

Que disfruten Gabriel..., y el que Arcángel esté con ustedes.

pipa dijo...

Se agradece tribu...no, un LaCava que no conocía. Con la velocidad con que baja esto sería una tontería no desaprovechar la ocasión.

chicharro dijo...

Me pregunto si duck soup (que es también del 33) fue un poco hecha en respuesta a esta peli. Supongo que junto a Triumph des Willens (de poco después) forman una bonita trilogía sobre el tema. Por ejemplo, recuerdo de la de riefenstahl un plano con el ejército marchando con las palas al hombro (también se alude a algo parecido en un diálogo de la peli), la presencia del ministro japonés al que aquí se le da un poco de énfasis en una de las últimas escenas, y en la de riefenstahl tiene también un plano algo subrayado, y luego, todo ese aludir al bien común de la humanidad. En la de riefenstahl la fórmula es aún más drásticamente "poética": "...que Alemania sea patria de todos los alemanes del mundo", si no recuerdo mal (por citar curiosidades).
Todas estas pelis de la gran depresión me parecen uno de los fenómenos más interesantes del cine (pensar también en los musicales, screwball comedies, etc.), siempre logrando preservar el sueño americano (o a lo mejor habría que decir "construyéndolo", no lo sé). Por otra parte, las pelis de la depresión alemana post primera guerra mundial (de las cuales hay/había una buena selección en el blog), aunque diferentes, también son una maravilla.
La he disfrutado, tribu. Me encanta que la misma visceralidad a la que se puede apelar para hacer pelis antifascistas, puede servir para hacer una peli profascista (eso casi causa vértigo). Por eso los hermanos marx, que se burlan de casi todo y ya llevan el vértigo con ellos, siempre darán en la diana. Muchas gracias!
PD: hablando de vértigo, es cierto que rapidshare baja ahora a una velocidad de escándalo, tras tenernos acostumbrados al paso de caracol. No sé si saben muy bien por dónde se las andan, esa gente. Será que quieren quitarnos el pastel y consolarnos con un caramelo?

tribu dijo...

Eso que comentas, chicharro es una de las cosas que más llaman la atención: cómo la película remite a una configuración geopolítica bastante diferente a la que se da en los días previos a la SGM. De todos modos, Japón, antes aún de la invasión de China, es percibido como una potencia... O será simplemente que de veras tenía deuda con los EEUU? Habría que averiguar, hay muchas notas al pie que se podrían hacer a la película entendida como documento.
También es interesante cómo prende el sentido común: quién puede estar en contra del desarme? de que los desocupados integren una fuerza laboral cuasi militarizada (al precio de introducir una analogía -épica- con la PGM)? Me hace acordar a los noticieros alemanes de la SGM que he podido ver: el profesionalismo del ejército para lograr los objetivos con el menor daño posible; la forma en que se vieron "obligados" por las potencias enemigas a entrar en guerra, etc. Es importante tomar nota de este correlato de "sensatez" que suele acompañar a muchos procesos autoritarios.
Respecto a Triunfo de la voluntad, el otro día vi Foreign Affair (Billy Wilder, 1948), que tiene un comienzo que parodia el comienzo del film de LR: entre nubes llegan congresistas yanquis al Berlín demolido de la posguerra. Si puedo la subo en estas semanas, creo que no está en el pool de films arsenevichiano.
Siempre les escapé a los Hnos. Marx. Algún día tendría organizarme un recorrido por los dos o tres títulos más importantes...

tribu dijo...

"Sensatez" discursiva al modo de un señuelo, se entiende.

chicharro dijo...

También tengo ganes de ver la serie de why we fight, de capra, de la segunda guerra mundial. Según he leído, desde el punto de vista del montaje suposo un hito (habrá que ver en qué sentido). Afortunadamente, está disponible en archive.org (links en la wikipedia). No tiene subtítulos, pero tal vez se pueda ir siguiendo.
Ciertamente, aunque tan sólo fuera como documento, estas pelis serían interesantes.
En cuanto a los marx, yo estoy con woody allen en hannah y sus hermanas, en que dan sentido a la vida. Tras la pérdida artística de buster keaton, afortunadamente llegaron ellos, ese transformar la realidad en algo líquido, alterando las leyes rígidas que lo gobiernan todo.

tribu dijo...

He visto algo de Why We Fight, pero los tengo en calidad medio lamentable. No recuerdo mucho, el único que recuerdo haber visto completo es "Los nazis se preparan" o algo así, de Capra, que muestra los prolegómenos de la guerra.

chicharro dijo...

Tribu, estos días que estoy haciendo recuento de pelis que me bajé del blog y tal, para ver qué puedo resubir por mi cuenta cuando acabe con las de shimizu, me he encontrado una que no es del blog que se titula seven years of bad luck (1921), de max linder. Cuando veas sopa de ganso (que no me cabe duda de que algún día eso pasará), acuérdate de ese título de max linder en la secuencia del espejo. Si no puedes descargarla fácil de internet (la de max linder) ya te la haré llegar, como curiosidad. No en vano godard le dedica el final de uno de los capítulos de sus histoire(s) a este cómico francés.

tribu dijo...

Mi colección de Max Linder es muy limitada, y de calidad deplorable... Ahora que lo mencionas, chicharro, tendría que ponerme a trabajar en el tema. Voy a ver si puedo conseguir ésa.

chicharro dijo...

Yo sólo tengo ésa, de max linder. Te facilito unos datos de ella, para que te hagas una idea de la calidad, por si te interesa, según el programa MediaInfo: 320x240, 4:3, 25 fps, 483 MB para 1h01min, 1095 Kbps (986video+96audio), avi, video formato MPEG-4 visual, ID codec/pista DivX 3 Low, MPEG audio, ID codec/pista MP3, etc. Si te interesa te la subo.

tribu dijo...

Gracias chicharro, ahí apareció una copia similar en divxturka, vamos a ver... Los enlaces funcionan. Después te cuento.