21 junio 2012

Georg Wilhelm Pabst - Die Büchse der Pandora (1929)

Muda/Silent | Subs:Castellano/English
132 min | MKV 660 x 448 | 2236 kb/s | 48 khz mpeg | 29.97 fps
2,04 GB
Lulú (Louise Brooks) es mujer ambiciosa y sin moral que usa a los hombres a su voluntad. Desinhibida y atractiva, el aprovechamiento de sus encantos conllevará también sus peligros. Obra mayor del expresionismo que encumbró a Louise Brooks, una joya del cine mudo que adaptó magistralmente la obra teatral "Lulu" de Wedeking.
El dramaturgo Frank Wedekind utilizó sin duda para componer sus dos magnas piezas sobre la sensual Lulú (El espíritu de la tierra y La caja de Pandora)  experiencias de su azarosa vida. En toda su producción destaca la libertad del individuo frente a los convencionalismos burgueses, los artificiosos juegos de apariencias y en definitiva la hipócrita moral de clase; pero fueron en estas dos obras donde alcanzó la pura maestría, culminando toda su trayectoria. Por supuesto, el mundo del cine, mucho más libre y arriesgado en aquellos años, no podía permanecer durante mucho tiempo indiferente frente a los excelsos trabajos del escritor y ya en 1917, veintidós años después de la redacción del primer título, se dejó tentar por Lulú, con el resultado de una ignota realización a cargo de Alexander Antalffy, que incluía en su reparto al descomunal Emil Jannings. No obstante, y a pesar de otras cinco traslaciones al entonces joven lenguaje, no sería hasta 1929 cuando el espíritu de Wedekind por fin alcanzaría la cima gracias a la versión de G.W. Pabst de La caja de Pandora (Die büsche der Pandora). La segunda entrega del díptico previamente ya había sido llevada a la gran pantalla con Asta Nielsen encarnando a la mujer, ocho años antes, sufriendo esta versión el incomprensible y gran mal que azota al cine mudo en nuestros dias: la indiferencia, si es que ha logrado sobrevivir al implacable paso del tiempo.
Para su película, Pabst recogió elementos de las dos piezas y llevó a Alemania a la fascinante actriz norteamericana Louise Brooks para interpretar a Lulú. A partir de su rol, su imagen cambiaría por completo, encontrando merecidamente un hueco en la historia del cine y en la memoria de todo cinéfilo que se precie. No obstante, tras colaborar  de nuevo con el cineasta en Tres páginas de un diario(Tagebuch einer verlorenen, 1929), la joven apenas encontraría nuevos personajes interesantes ni en su ya breve periplo europeo o a su regreso a Estados Unidos, donde se retiraría definitivamente a finales de los treinta. Louise Brooks es con total seguridad una de las mujeres  más bellas y sugerentes de toda el cinematógrafo. Capaz de transmitir un turbador erotismo, poseía una delicada candidez hipnótica. Sin duda,  estas virtudes fueron las que llevaron al director  a escogerla para interpretar a su amoral protagonista, tornándose en auténtica alma de una pieza capital que con mano firme anticipaba alguna de las miradas alemanas más notables. Así, no es difícil pensar en El ángel azul (Der blaue engel, Josef Von Sternberg, 1930) surgiendo de las calles cubiertas de niebla registradas por Pabst y en la golfa Lola Lola como una aventajada alumna de Lulú. Empero, también procede recordar a los asfixiantes espacios y a los heridos personajes que presidieron la filmografía del trágicamente desaparecido R.W. Fassbinder, quien al igual que Pabst en La caja de Pandora,  tenía la brillante y terrible habilidad para capturar unas atmósferas decadentes y angustiosas con una sensibilidad y pasión inigualables que como todos sabemos le condujeron a la muerte. Y es que, a pesar de ser uno de los grandes genios, no sólo de la cinematografía de su país, si no de toda la singladura del séptimo arte, la importancia de Pabst continúa desdeñada y reducida a un puñado de títulos. La caja de Pandora sin duda fue una de las cimas de su filmografía, pero no debemos obviar que la realización previa, Abwege(1928), que incluía a una Brigitte Helm increíblemente sensual y pérfida, ya era una cinta espléndida, y que en apenas un año estaba registrando la antibelicistaCuatro de infantería (Westfront 1918, 1930).
Mucho menos reconocido, al menos globalmente, que sus contemporáneos F.W. Murnau o Fritz Lang, la oportunidad de revisar o descubrir una obra maestra llena de modernidad y sabiduría narrativa como esta adaptación de Wedekind, se presenta propicia para  afirmar tantas veces como se precise que G.W Pabst es uno de los autores más sublimes de toda la historia del cine. (Ramón Alfonso, Miradas de Cine)
G.W. Pabst's Pandora's Box serves as a filmic window into the decadent Weimar Republic because of its tauntingly beautiful star, Louise Brooks. Brooks, encompassing the very essence of sexual allure and mystery, is iconically linked to her character, Lulu, the dancer-turned-streetwalker who captivates all men in her path with her elusive beauty. Set in Berlin, 1928, Pandora's Box is about Lulu, an aspiring star whose patron, Dr. Schön (Fritz Kortner), finds loyalty to his fiancé impossible because of Lulu's unsurpassed charm. Schön's son, Alwa, also falls in love with Lulu until a series of tragic incidents render them destitute in London, where Lulu resorts to prostitution and, in a final devastating scene, picks up her final john, Jack the Ripper. In the silent film era, Brooks's expressive face and graceful movements enabled her to epitomize a Roaring Twenties' version of feminism: innocence underpinned by sexual innuendo. Key scenes in Pandora's Box, such as when Lulu thrills at Dr. Schön's fiancé discovering he and Lulu embraced, or when Lulu's gleaming eyes mimic Jack the Ripper's polished knife blade, are radically risqué examples of all-time seductive cinematic moments. The Criterion Collection's beautifully packaged release of Pandora's Boxfeatures a thorough booklet of essays and photos, as well as a biographical documentary about Brooks and an interview with Pabst's son, Michael. After languishing in obscurity for many years preceding her death in the '80s, Louise Brooks will now forever be remembered as Lulu, Hollywood's finest vixen. --Trinie Dalton
"Los dioses griegos crearon una mujer: Pandora. Era hermosa, seductora. Dominaba el arte del halago que ofuscaba los sentidos. Pero los dioses le ofrecieron también un recipiente en el que había encerrado todo el mal del mundo. En su imprudencia abrió aquella caja ¡Y sobre nosotros se precipitó la desgracia!"
Nuevos enlaces, gracias a Don Belianís
1929DBDRPNDRGWP.part01.rar
http://www73.zippyshare.com/v/C7ncB0LI/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part02.rar
http://www59.zippyshare.com/v/mAHqkPiZ/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part03.rar
http://www1.zippyshare.com/v/tZWyw7T0/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part04.rar
http://www48.zippyshare.com/v/P47nltpO/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part05.rar
http://www47.zippyshare.com/v/n8zkYOZ8/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part06.rar
http://www40.zippyshare.com/v/NLmSOQir/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part07.rar
http://www24.zippyshare.com/v/Zvy52yo1/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part08.rar
http://www74.zippyshare.com/v/uNzEAPjE/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part09.rar
http://www3.zippyshare.com/v/3FSpzVh9/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part10.rar
http://www15.zippyshare.com/v/rBvnrn7b/file.html

1929DBDRPNDRGWP.part11.rar
http://www32.zippyshare.com/v/RmmFqH5S/file.html

5 comentarios:

marlow dijo...

Obra Maestra!. Mira que la iluminación especialmente en pelis en blanco y negro es un arte casi místico, y que en Pabst encontramos un exponente que llegó hasta el corazón del mismísimo Kubrick. Muchas gracias por este colosal aporte amigo.

norberto antonio fernandez dijo...

Oh...!Qué hermosa sorpresa! ¡La nostalgia del Silent Fiml, Muchísimas, muchísimas gracias amigo Saynomoreglass. Ojalá se repita.

Hoffmann dijo...

Una verdadera obra maestra y la confirmación de Louis Brooks como una de las grandes actrices de todos los tiempos, si bien no prosperó mucho que digamos durante el sonoro. Pero es una verdadera leyenda y por algo Langlois puso su foto gigante en la entrada a la exposición de la cinemateca francesa -con motivo creo que de los por aquel entonces cincuenta años del cine- en detrimento de la diosa Garbo. ¡Felcitaciones por el blog, que está cada vez mejor! (¡Ojalá algún día se puedqa encontrar "Los cvaminos en la noche" -Wege in der Nacht- de Zanussi, que es casi un incunable!)

scalisto dijo...

Die Büchse der Pandora de Pabst resucitada por Don Belianís

fernandodemexico dijo...

le faltan algunos subtitulos, y no los encuentro en ninguna pagina bien sincronizados :C