12 septiembre 2011

Marco Ferreri - Il Seme dell'uomo (1969)

Italiano | Subs: Castellano/Français/English
101 min | XviD 656x384 | 1775 kb/s | 71 kb/s mp3 | 25 fps
1,23 GB + 3% recuperación/recovery
La semilla del hombre
En un futuro impreciso, estalla una epidemia más imprecisa aún que provoca el colapso de la civilización. Una pareja joven es empujada a sobrevivir por su cuenta en una playa, alejada de todo contacto, sin alimentos ni ayuda de ningún tipo. Al tiempo, algunos personajes comienzan a aparecer. Una enigmática mujer que busca seducir al varón, y una patrulla de paramilitares a caballo que estaban iniciando un proceso de reorganización. La supervivencia de la especie está en juego. El joven busca tener hijos pero su compañera se niega a traer vida a ese mundo.

DVD rip y capturas de pa6sur (KG)

Subtítulos en castellano, cortesía del Profesor Keller (¡gracias!)
The Seed of Man
Director Marco Ferreri, dubbed “The Italian Master of Bad Taste” by critics for such shocking male fantasies as La Grande Bouffe and L'Ultima Donna, brilliantly adapted his coolly sardonic gender-specific observations to the sci-fi genre in this outstanding work. After global warfare, plagues and catastrophes have virtually wiped out mankind, Ciro (Marco Margine) and Dora (Anne Wiazemsky, then married to Jean-Luc Godard) survive together on a deserted beach. But the post-nuclear Adam and Eve can't agree on having kids; he wants a son but she doesn't want to repopulate the self-destructive planet. A maternally willing woman (Annie Giradot) enters the equation, has sex with Ciro, but only to find herself chopped up and served as dinner by the territorial Dora.

English subs by quequetz (KG)
La semence de l'homme
Anéantie par une troisième guerre mondiale et rongée par une forme de peste incurable, l’humanité est aujourd’hui à genoux. Cino et Dora font partie des rares survivants et ensemble, ils décident de quitter la ville pour s’installer face à l’océan. Cino se sent alors investi d’une mission et entreprend de créer un musée dédié à l’espèce humaine, regroupant les bribes d’une civilisation qui n’aura fait que passer. Dora l’épaule dans son projet mais bien vite, Cino estime qu’il a un autre devoir, celui de perpétuer la race et d’avoir des enfants. Et cela, Dora s’y refuse...


seme.uomo.part1.rar
http://www9.zippyshare.com/v/43624702/file.html

seme.uomo.part2.rar
http://www54.zippyshare.com/v/43299003/file.html

seme.uomo.part3.rar
http://www6.zippyshare.com/v/1436357/file.html

seme.uomo.part4.rar
http://www17.zippyshare.com/v/93110993/file.html

seme.uomo.part5.rar
http://www66.zippyshare.com/v/62082710/file.html

seme.uomo.part6.rar
http://www52.zippyshare.com/v/69317228/file.html

seme.uomo.part7.rar
http://www76.zippyshare.com/v/21111630/file.html


--
Marco Ferreri en Arsenevich

3 comentarios:

Anon6u4enAPE dijo...

Me espero otra locura maravillosa del indómito Ferreri, director del que se podría decir que nunca dejó de arriesgar. Otro aporte perfecto Sca, muchas gracias y felicidades por el blog que va sobre ruedas, o mejor dicho, sobre raíles de 'travelling'.
¡Salud!

professor keller dijo...

Érase una vez gente a la que le importaba el mundo. Por ejemplo, los italianos. Por ejemplo, Marco Ferreri. Y érase también que Marco Ferreri pertenecía a esa estirpe de directores italianos que tenía una gran virtud (además de la de hacer buenas películas, o quizá por eso mismo): se cagaba en todo.

Como miembro de ese linaje, Marco Ferreri también se cagaba en todo, pero no con ese cagarse en todo que es un ejercicio de nulidad, de negación, de desprecio. No, no, no. Marco Ferreri se cagaba en todo porque amaba las cosas; amaba al mundo y amaba a las cosas del mundo, a las personas. Porque digámoslo claramente: cagarse en todo no es no importarnos nada. Cagarse en todo a la italiana, a lo Marco Ferreri, es mandar a nuestra cultura a freír espárragos, y es reivindicar al amor como lugar de nacimiento de la bronca y de la indignación. Cagarse en todo nunca es cagarse en la gente, en su vida, en sus derechos, sus necesidades y sus anhelos. Ferreri lo sabía. Y por eso se cagaba siempre en todo; beaucoup, beaucoup, beaucoup, beaucoup, diría él mismo en su francés de Milán. Nunca en la vida, nunca en la gente, nunca en sus sueños, nunca en el cine. Se cagaba en todo lo que impide, bloquea, esclaviza, retrasa, inhibe, estupidiza.

Y como se cagaba en todo, un día decidió mandar a la mierda al mundo entero, que esa es la premisa básica de Il Seme Dell'Uomo: cagarse en todo e inventarse una plaga que borra de la superficie del planeta a casi toda la humanidad. Así, de un plumazo, sin preocuparse por explicar por qué, ni por explicar qué plaga, ¿o acaso no lo sabemos?, ¿o acaso eso cambiaría las cosas?

En ese escenario de un mundo devastado, Ferreri coloca a un nuevo Adán y una nueva Eva. Sólo que esta Eva de la devastación se anima a desafiar a Dios y no quiere tener hijos, o sea, lo manda a cagar. Porque esa pareja de jóvenes sobrevivientes que busca abrirse paso en este nuevo mundo sin ayuda, sin comida, y sin medicamentos (o sea, como se abren paso en el mundo real muchos millones de personas a diario), lo hace sin saber qué es ser hombre o ser mujer, o quizá sabiendo demasiado qué es ser hombre o ser mujer y por eso mismo dudando. Parado en esta dualidad, Ferreri se caga también en todo el modelo racionalista de comprensión de la realidad: si la vida es de por sí una locura, ¿qué otra cosa podría ser en un mundo post apocalíptico? Es así que, aunque luchan para conseguir su sustento, esta Eva y este Adán por inconveniencia no se comen esa horma gigante de queso parmesano que encuentran; la convierten en una pieza cultural, y le hacen lugar en el museo que construyen en la casa de ese taxidermista muerto por la peste, que no es otro que el propio Ferreri que, cagándose nuevamente en todo, hace un cameo como cadáver.

A partir de allí, la vida y la muerte, la masculinidad y la femineidad, el amor y la posesividad, la fidelidad y la traición, el amor y la carne, la anarquía y el autoritarismo se debaten en una sucesión de personajes y situaciones como sólo Ferreri puede concebir: una ninfómana mochilera surgida de la nada, un batallón de camisas negras que registran a los sobrevivientes con sangre en un libro gigantesco y les ordenan reproducirse, una ballena muerta en la playa que es celebrada simplemente por alterar el paisaje de la desolación.

Sería bueno poder recomendar Il Seme Dell'Uomo como se recomienda El Padrino, o alguna de esas películas que le gustan a todo el mundo. Sería bueno, pero no se puede. Es probable incluso que a muchas personas les parezca insoportable. Hay demasiado cinismo en ella, demasiada oscuridad, demasiada desazón. Pero como Ferreri sabía que cagarse en todo es en realidad a espantar la estupidez para hacerle lugar a las cosas importantes, hay también en ella mucha dulzura, mucho cariño por la gente, mucho aprecio por la locura de estar vivo, y mucho amor por el sentido de seguir buscando respuestas, aunque todavía no sepamos hacer preguntas.

scalisto dijo...

Repuesta Il Seme dell'uomo de Marco Ferreri