08 mayo 2011

Charles Crichton - The Third Secret (1964)

Inglès/English | Subs:Castellano/English
103 min | Xvid 720x304 | 1100 kb/s | 192 kb/s mp3 | 23.97 fps
960 MB + 3%
Parece que un famoso psicoanalista londinense ha decidido suicidarse. Su hija adolescente rechaza la idea del suicidio, está convencida que ha sido un asesinato y empieza a ponerse en contacto con sus pacientes con la ayuda de un periodista de la televisión. Tres de estos pacientes esconden un oscuro secreto.
Dentro de la vitalidad que registraba el cine británico en la primera mitad de la década de los sesenta, la impronta reflejada en torno a la obra que en aquellos años situaron a Joseph Losey como uno de sus representantes más valiosos, tuvo su oportuno reflejo en otras películas, algunas de las cuales han logrado un merecido reconocimiento. En esa línea no cabe olvidar THE NANNY (A merced del odio, 1965. Seth Holt), así como –aunque no se suele plantear ubicada en dicho perfil- podríamos mencionar BUNNY LAKE IS MISSING (El rapto de Bunny Lake, 1965), la reivindicada obra de Otto Preminger. Es decir, nos encontramos con títulos definidos por su poderosa impronta en un grisáceo blanco y negro, centrados en historias revestidas de un perfil psicologista, ligados a perfiles cercanos al suspense e incluso el fantastique y que, en su conjunto, parecían unirse a la hora de mostrar un reverso perverso de esa Inglaterra de aquellos años de pujanza y pleno proceso de transformación.

Pues he aquí, como en en ocasiones emerge la pequeña joya olvidada y escondida. Ese título cuyas cualidades han transcurrido ocultas durante décadas, y que de la noche a la mañana aparece como un ejemplo terso y absorbente, vigente en sus formas y en la densidad de sus líneas dramáticas, capaz de compararse a cualquiera de los referentes antes citados, e incluso demostrando que en ese hipotético ciclo temático logró aportar rasgos novedosos. Esa ha sido, bajo mi punto de vista, la gratísima sorpresa que me ha supuesto THE THIRD SECRET (El tercer secreto, 1964), realizada por ese sorprendente realizador que fue Charles Crichton, amparado ya en su dilatada trayectoria televisiva, y dejando atrás su ligazón a la ya entonces desaparecida productora Ealing. Desde su probada competencia artesanal, y también desde la irregularidad de su obra –siempre de tintes estimables, contando con algunos títulos de verdadero relieve-, nos llega un producto magnífico, que lamentablemente ha permanecido oculto durante muchísimo tiempo, pero al que el mismo paso de los años ha permitido destacar en la vigencia de su propuesta. No cabe duda, que THE THIRD... es un exponente de su tiempo –y ello se muestra en diversos aspectos que posteriormente señalaremos-, pero al mismo tiempo sorprende, por encima de su planteamiento de intriga psicológica, en la fuerza de su formulación narrativa, la densidad en la descripción de su galería humana y, al mismo tiempo, en las sobrias maneras con las que ambas vertientes son expuestas. (...)
Lo primero que destaca en THE THIRD SECRET es la magnificencia de ese sombrío blanco y negro plasmado por la cámara del habitual operador del mencionado Joseph Losey, Douglas Slocombe. Se trata de una producción inglesa de la 20th Century Fox, franquicia en la que se encuentran títulos memorables como THE INNOCENTS (¡Suspense!, 1961. Jack Clayton) o SONS AND LOVERS (1960, Jack Cardiff), y ante la que mi experiencia personal me adelanta un infalible nivel de interés. Unas panorámicas subrayadas por el fondo musical de Richard Arnell, nos trasladan a un contexto urbano donde pasado y presente, rutina y modernidad, se dan de la mano de manera aparentemente plácida. Muy pronto, esa grisacea realidad quedará violentada en un planteamiento dramático subyugante, y que de manera paradójica funciona en su máxima expresión en todo aquello que sugiere, más que en lo que en definitiva muestra. Sorprendente elección dramática que, a la postre deviene en la cualidad de mayor alcance de una propuesta en la que a nivel dramático se intercalan diversas vertientes que, en líneas generales, alcanzan un sorprendente grado de equilibrio. Es algo que quedará patente tanto en la galería de personajes descrita –que en todo momento sobrepasan cualquier matiz de esquematismo-, en la ligera pincelada de una esperanza social fácilmente violentada, en el atavismo que ofrece el pasado en cualquier ser humano, o incluso en esa mirada por momentos entrañable, en otros incluso incestuosa, que se establece entre los dos personajes protagonistas –es probable que en su configuración influyera el cercano referente que en su momento tuvo una película en su momento muy famosa, incluso oscarizada, y hoy por completo olvidada; LES DIMANCHES DE VILLE D’AVRAY (Sibila, 1962, Serge Bourguignon)-
Todas estos elementos, se intercalan con admirable eficacia en una película que funciona –como ante señalaba- a varios niveles, pero que alcanza a mi modo de ver su mayor grado de intensidad en la modulación que adquieren sus secuencias “a dos”, generalmente revelando la verdadera faz de sus personalidades, ante su encuentro con el progresivamente sagaz periodista. Es algo que sucederá en la conmovedora secuencia que se desarrolla con el aparentemente seguro galerista de arte, en la fuerza que alcanza con la hermosa pero insegura joven –interpretada por una Diane Cilento recién salida del rodaje de TOM JONES (1963, Tony Richardson) –al igual, por cierto, que la veterana Rachel Kempson-, o en el grado de insondable sugerencia que alcanza la confesión que mantiene con él el veterano magistrado interpretado por un magnífico Jack Hawkins. Es algo que sucederá igualmente en la secuencia previa que Stedman mantiene con el doctor que le revela –con creciente temor- la posibilidad existente de un temible psicópata entre los secretos pacientes del suicida. Será una espiral de creciente desasosiego, que alcanzará su paroxismo en los minutos finales –sobrecogedor ese plano de la estatua de Hans Christian Andersen tras el descubrimiento del periodista del secreto de la ficción-. Es en esa capacidad de alternar momentos confesionales, otros incluso melancólicos y algunos en los que un alcance inquietante domina la ficción, en donde reside la auténtica virtud de esta magnífica película. Una producción caracterizada a nivel narrativo por el predominio de planos largos, en los que el perfecto dominio de Crichton de las propiedades del Scope logran proporcionar a todos estos encuentros un alto grado de sinceridad y hondura dramática, a lo que contribuye de manera poderosa la entrega de un extraordinario reparto –Pamela Franklin ofrece una labor maravillosa- en el que incluso el generalmente estoico Stephen Boyd, logra brindar uno de sus trabajos más perdurables.
Apasionante de principio a fin, con ciertos ecos finales a PSYCHO (Psicosis, 1960. Alfred Hitchcock), lo cierto es que la presencia de algunos instantes en los que esa magnífica modulación se violenta de manera un tanto gratuita –el estallido de furia del periodista en su vivienda, la pesadilla que sufre en un momento dado, que parece heredada de las incorporadas en las adaptaciones de Roger Corman de los relatos de Allan Poe-, lo cierto es que THE THIRD SECRET supone un título de urgente rehabilitación, apasionante de principio a fin, y revelador de la capacidad que aquel cine británico tenía para –con materiales ya experimentados- dar como resultado pequeñas gemas cinematográficas como la que nos ocupa. (Cinema de Perra Gorda)
Few things are quite so beautiful in the world of cinema as black-and-white scope photography. To see Yojimbo, The Innocents or In Cold Blood is to feel the unique attraction of this combination full-throttle, but its romance is only heightened when it's applied to works of humbler origin, such as this all-but-forgotten B-mystery directed by that fine avatar of Ealing comedies, Charles Crichton. Hailing from Crichton's autumnal years between The Lavender Hill Mob (1951) and his December triumph A Fish Called Wanda (1988) - a period that found him mostly occupied with classic television shows like Danger Man, Man in a Suitcase and The Avengers - The Third Secret has the feel of polished work-for-hire, one that points more specifically to its other auteur, producer Robert L. Joseph, who also wrote the screenplay. Yet, all things considered, it perhaps belongs most of all to cinematographer Douglas Slocombe, in whose filmography it stands as the third panel of a psychologically themed triptych, following John Huston's unjustly neglected Freud (1962) and Joseph Losey's masterpiece The Servant (1963). Like those earlier films, The Third Secret embodies an exciting time in movie history when the delineation of character became more penetrating, less concerned with star iconography, more self-aware, self-conscious and conflicted. After psychoanalyst Leo Whitset (Peter Copley) is found by his housekeeper shot in the head, muttering the dying words "Blame no one but me," the news of his apparent suicide sends shock waves through his list of patients. (BFI)
"POR QUÉ LAS SIETE ESTRELLAS NO SON MÁS QUE SIETE."

Third.Secret.part1.rar
http://www64.zippyshare.com/v/46837365/file.html

Third.Secret.part2.rar
http://www39.zippyshare.com/v/61642184/file.html

Third.Secret.part3.rar
http://www16.zippyshare.com/v/75473485/file.html

Third.Secret.part4.rar
http://www6.zippyshare.com/v/25743725/file.html

Third.Secret.part5.rar
http://www35.zippyshare.com/v/9914294/file.html

13 comentarios:

nistagmus dijo...

En el link de los subtítulos se te ha colado una foto del cartel en vez de los subtítulos.
Saludos y gracias por facilitar el poder ver pelis con una pinta tan interesante como esta.

saynomoreglass dijo...

Eyy, sì, gracias por avisar nistagmus, ya lo corregì, abrazo!!

bengi dijo...

Excelente blog, principalmente apunta al buen cine.
Hace tiempo quería conseguir esta película.
Muchas gracias por vuestro trabajo.

Anónimo dijo...

Thank you Arsenevich for sharing so many great films. Much appreciated.
You always have eloquent commentary and a discerning choice. Brilliant work.

Anónimo dijo...

Gracias arsenevich por compartir tantas joyas.

Hipo!! dijo...

De nada Say, me honra que sigas mis recomendaciones y además si las suscribes y las publicas aquí pues genial. Saludos también a todos los miembros de este pequeño espacio cinéfilo que nos es tan caro.
Hasta luego.

Zaphir dijo...

Gracias say.
Me la recomendó hipo y la estoy bajando.
Estoy bastante alejado de la actividad foril últimamente.
Tengo muy buenos recuerdos de ti.

Un abrazo amigo

saynomoreglass dijo...

Zaphir!! Què alegrìa verte por aquì!! Sì, peli es muy buena, de hecho apareciò en el blog por recomendaciòn de Hipo (es que èl es miembro honorario), tambièn recuerdo con mucho cariño nuestros dìas foreros, no te pierdas, abrazos !!

Hipo!! dijo...

¡Vivan los cyber-encuentros: hola Zaphir! gusto de saber de ti, espero que no te defraude la peli. Por este camino vamos a convertir los comentarios del blog en un pseudo-chat de grupúsculo conspiratorio o algo parecido, jaja. Bueno, a cuidarse y disfrutar del Cine si puede ser.
¡Saludos!

scalisto dijo...

Enlaces nuevos.

scalisto dijo...

Resubida The Third Secret de Charles Crichton

Leonidas dijo...

Hola, hola!
Third.Secret.part3.rar
http://www16.zippyshare.com/v/75473485/file.html. Help!!!
Alguien con posibilidad de re subirlo?
Un moribundo agradecidooooo...

Leonidas dijo...

Bueno, bueno, bueno...

Todo arreglado. Acabo de descargar la peli sin problema. Para quien quiera hacerlo, es ahora o...
fuerte abrazo para todos
leonidas