15 febrero 2011

Billy Wilder - One, Two, Three (1961)

Inglés/English | Subs: Castellano
104 min | XviD 720x304 | 2159 kb/s | 224 kb/s AC3 | 25 fps
1,74 GB + 3% de recuperación rar
C.R. MacNamara, representante de ua multinacional de refrescos en Berlí­n Occidental, acaricia desde hace tiempo la idea de introducir su marca en la URSS. Sin embargo, el señor Hazeltine le encarga cuidar de su hija Scarlett, que llega a Berlí­n esa misma tarde. Se trata de una alocada joven que, a los dieciocho años, ya ha estado prometida en cuatro ocasiones. Scarlett, eludiendo la vigilancia de MacNamara, se enamora de Otto Piffl, un joven comunista.Billy Wilder decí­a que sólo habí­a dos clases de personas: las que hací­an TODO por dinero y las que hací­an CASI todo por dinero… Uno, dos, tres es la mejor reunión de estos especí­menes en toda la filmografí­a del cáustico director. Sincopada, impetuosa, y descocada sátira polí­tica, que no deja tí­tere con cabeza en esa “guerra frí­a” que caldeaba el mundo. Para eso se sirve de la memorable interpretación de James Cagney, enérgico y chillón, representante de ese capitalismo (es directivo de la Coca Cola) maquiavélico que escoltado por un catálogo de personajes inolvidables: desde una exuberante y explosiva secretarí­a llena de curvas y ritmo hasta un militarizado chofer de “dudoso” pasado nazi, a una esposa tan consentidora como irónica, va a cruzar hacia el Oeste en esa ciudad dividida que es Berlí­n. Este y Oeste se ven las caras, no de un modo dramático, sino a ritmo de unos diálogos endiabladamente rápidos y, quizás, más inspirados que nunca. Capitalistas y comunistas en un farsa punzante que se cose sin suturas a una historia de amor entre la hija del presidente de la Coca Cola, una encantadora y descerebrada Pamela Tiffin, y Otto, un comunista lleno de retórica y libros en permanente pulso con ese capitalismo que derrumbará todos los muros y terminará incluso por “ennoblecerlo”. La visión que ofrece Wilder no puede ser más vitriólica. En una de las secuencias el camarada Otto se pregunta si no queda gente buena en todo el mundo; la respuesta del comisario comunista no puede ser más breve y feroz: “No sé. No conozco a todo el mundo”. Una delicia a disfrutar que va ganando con el paso de los años.
Los que asocien el cine polí­tico con serias y complicadas tramas con espí­as y conspiraciones de fondo, deberí­an echar un vistazo a la que pasa por ser la mejor pelí­cula de Billy Wilder (cuando un director tiene tantas obras maestras en su haber, es complicado elegir la mejor), pues con su retrato del Berlin dividido, las relaciones mercantiles de Estados Unidos con los Soviéticos en plena guerra frí­a, y el choque de mentalidad comunista y capitalista, logra que nos queden mas claros después de ver esta pelí­cula, pero al mismo tiempo logrando algo que parece imposible de hacer cuando se tocan temas tan complicados en la época en que se rodó: no parar de reí­r desde el principio hasta su ultimo y genial plano final. (Claqueta)
Pese a los años transcurridos y al ocaso de las ideologías, el humor que infundió Billy Wilder en esta comedia conserva hoy toda su vigencia. El Berlín Occidental sirve de escenario para la confrontación de los antiguos bloques, sintetizada en la odisea de McNamara (James Cagney), un ambicioso representante de Coca-Cola. Sus peripecias permiten al director poner en solfa los esterotipos del comunismo y del capitalismo, a través de un magnífico guión, escrito en colaboración con I.A.L.Diamond, que sirve de base a una de las mejores comedias de la historia del cine. El film no concede al espectador un solo momento de respiro, y la acción continua, aunque sencilla, que enmarcan los decorados de Alexander Trauner, queda también potenciada y acertadamente subrayada por las trepidante música de André Prévin.
Los personajes presentan un diseño caricaturesco; la típica familia americana del protagonista contrasta con su entorno de trabajo; por él circula una galería de personajes de la Alemania derrotada, presentados con humor y ternura, cuyor problemas económicos se presentan con sutileza, y en acusado contraste con la prosperidad del hombre de negocios americano: desde los ex-nazis ocupados en borrar un pasado que les avergüenza (como Schlemmer, o el periodista), hasta los que se preocupan tan sólo de su propia supervivencia (la secretaria Ingeborg, el conde Von Droste-Schatemburg, y Fritz, el chófer). Forman un conjunto de personajes planos a menudo caracterizados por un único rasgo, o que introducen guiños puntuales, como el médico que tararea continuamente las Walkirias; sin embargo, son esenciales para el juego cómico; destacan la marcialidad y el servilismo de Schlemmer, reconvertido en esbirro del capitalismo, que hace inútiles esfuerzos por olvidar sus antiguas costumbres, e incluso finge haber olvidado quién era Adolf.
El guión plantea continuamente situaciones propicias para la confrontación ideológica de los personajes en animados diálogos, salpicados de agudezas, juegos de palabras, chistes políticos, y algunos chistes visuales; el comunismo aparece representado por la comisión soviética encargada de entablar tratos comerciales con la Coca-Cola; esto permite sacar partido de oposiciones tópicas relacionadas con ambas ideologías, como: cultura-dinero, adustez sensualidad, además de acentuar cierta envidia, por parte de los comunistas, de determinados aspectos del mundo capitalista, sintetizados en la seducción de la omnipresente bebida, con la que el personaje interpretado por Cagney pretende llevar a cabo su particular colonización; de ahí que su esposa, Phyllis (Arlene Francis), que se caracteriza, a lo largo de todo el film, por su feroz ironía, le lllame burlescamente "Mein Führer". La insaciable ambición de McNamara representa así una crítica de la reducción de la realidad a sus aspectos puramente económicos. (Miradas de Cine)

Hardly ever mentioned in the category of lightning-paced comedies--the His Girl Friday and Preston Sturges kind--is this breathless cold war farce from the great Billy Wilder. Adapted from a one-act play by Ferenc Molnár, Wilder and collaborator I.A.L. Diamond's hilarious screenplay is a whirlwind collection of one-liners, gags, and double-entendres, anchored for the cameras by Jimmy Cagney's cagey and frenetic performance (one of his best), and, under Wilder's direction, executed with diamond-like precision. The gangster-movie icon plays a Coca-Cola executive in West Berlin (the film's 1961 release put it squarely in the middle of the world's laserlike focus on East vs. West tensions) who has parlayed expanding American consumerism into a chance to break through the Iron Curtain and sell "the pause that refreshes" to thirsty comrades. But when his Atlanta boss's visiting 17-year-old daughter (Pamela Tiffin), a boy-crazy Southern tornado, reveals that she has secretly married an American-hating German Commie (Horst Buchholz), Cagney's big-American-fish-in-a-European-pond lifestyle is threatened, especially once Daddy hops a plane to Germany. As the plot accelerates, the lines literally spit out of the cast's mouths--the title refers to Cagney's character's rapid-fire rattling off of lists of tasks--and Wilder's penchant for urbane nastiness is perfectly measured by the order of the whole crazy circus. This movie takes gleeful potshots at both sides of a conflict that terrified audiences in its day, but has aged beautifully to become a fascinating time capsule, an exhilarating litany of zingers and a potent blueprint for razor-sharp political satire. Cagney would retire after this movie for 20 years (returning for 1981's Ragtime), and it's hardly any wonder: he has the energy of 10 performances in this one film. --Robert Abele

"Lo que a nosotros nos destroza a Billy Wilder le parece gracioso." Un diario de Berlín publicó la citada frase cuando se estrenó la película


DVD rip by danipala / subs TioNEMESIO (subdivx)
Nuevo rip y  nuevos enlaces

One, Two, Three (Billy Wilder).part01.rar
http://www108.zippyshare.com/v/vssRx3bc/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part02.rar
http://www32.zippyshare.com/v/zXayLDHY/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part03.rar
http://www75.zippyshare.com/v/REtiTkPG/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part04.rar
http://www111.zippyshare.com/v/vywilMV7/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part05.rar
http://www97.zippyshare.com/v/3DUNaDTc/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part06.rar
http://www81.zippyshare.com/v/w3N7Ex12/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part07.rar
http://www75.zippyshare.com/v/W58ZtreX/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part08.rar
http://www49.zippyshare.com/v/C2LRwKFk/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part09.rar
http://www22.zippyshare.com/v/zSejTeZy/file.html

One, Two, Three (Billy Wilder).part10.rar
http://www54.zippyshare.com/v/WTgeP1pK/file.html

-o-
Billy Wilder en Arsenevich

9 comentarios:

MAXI dijo...

hola, quiero comentar que los subs están desincronizados (no basta con solo apurarlos o retrasarlos) y en la carpeta de la película hay unos idx/sub, pero no contiene español.
gracias, espero que se pueda subsanar.

saynomoreglass dijo...

Hola, Maxi, què raro, los revisè antes de subirlos. Ahora los compruebo màs detenidamente y si no funkan de ninguna manera, mañana subo unos sincronizados. Gracias por avisar, abrazo!!

saynomoreglass dijo...

Maxi, los he revisado y estàn perfectos, què raro que se te desincronicen. Mmhhh, no sè què serà.

MAXI dijo...

a mí no me funcionan bien ni con el gom ni con el vlc, aver que dice otra gente...

Carlos dijo...

¡Hola, muchachos! ¿Mucho pedir, Say, si te pido que subas los links a RS? La foto de Wilder es extraordinaria: ¡menudo pájaro debió de ser! No sé quién fue el que dijo que haber trabajado con él le había acortado la vida. Seguid así; Abrazos.

Carlos dijo...

Agradecido, Say.

saynomoreglass dijo...

De nada, Carlos, abrazos!!

saynomoreglass dijo...

Resubida otra jugada maestra del granndísimo Wilder!!

scalisto dijo...

Recuperada por L'angelo misterioso con nuevo rip