09 noviembre 2010

Sam Peckinpah - The Ballad of Cable Hogue (1970)


Inglés/English| Subs: Castellano/Français/English
116 min | AVC  x264 1280x720 | 964 kb/s |160 kb/s AAC | 25 fps
939 MB + 3% de recuperación/recovery
Cable Hogue, un cruel explorador, es abandonado en medio del desierto por sus compañeros Taggart y Bowen. Le roban su mula, su rifle y sus provisiones, afirmando que sólo hay agua para dos. Mientras, Cable les jura venganza.
La balada de Cable Hogue marca para muchos estudiosos un punto de inflexión serio en la obra de Sam Peckinpah. Quienes, como los productores y magnates de la Warner Brothers, esperaban un nuevo título lleno de escenas violentas se encontraron con una película sencilla de corte intimista. Una comedia desenfadada sin excesivas cargas temáticas. Quizá por eso, mayoritariamente, no se supo qué decir ante la película acabada (...)(...) Sam Peckinpah, ofrece en La balada de Cable Hogue todo un testimonio de sus constantes temáticas y muestra una admirable, envidiable, buena forma para resolver con acierto una empresa tan poco estimulante para el gran público. Habría que señalar aquí que, precisamente, esos rasgos significativos tan personales son la causa del fracaso económico del film al suponer un rechazo definitivo a doblegarse ante los recursos de moda y construir un texto, no por divertido, menos naturalista o desesperado que los que forman anteriores películas.En este sentido, podemos apreciar una preocupación muy peckinpahiana por construir el relato sobre las personalidades detalladas de sus protagonistas en la ficción, y por el rol social que aquéllos desempeñan en principio, para definirles como desarraigados y marginados en el mundo civilizado.(...) Cabría considerar La balada de Cable Hogue como un paso adelante en la filmografía peckinpahiana, todos los héroes apegados al pasado existencial conocido, trabajados por el director, han resultado hombres de una pieza, casi inflexibles en sus conductas, frente a los adaptables y sofisticados compañeros de aventuras y antiguos camaradas con que tratan. También ocurre lo mismo entre los dos protagonistas de esta película pero, por primera vez, Peckinpah retrata en profundidad la personalidad rocosa y hosca de Cable Hogue como u refugio para la sensibilidad y capacidad de emoción que sólo aflorarán tímida e inoportunamente en la relación curativa con la mujer, Hildy.(...) Como en otras cintas del cineasta californiano, la mujer, Hildy, funciona como catalizador y propulsor de lo mejor que hay en el hombre siempre un instante después de despertar en aquél la pasión sexual, entendida como baja o reprochable pro la moral dominante pero, sorprendentemente, vista, tanto por el realizador como por los personajes, como perfectamente deseable y natural.No es casualidad la constante y cuantiosa alusión significante a la religión, su influencia en la vida de los individuos y su teórico rol de salvación espiritual, como tampoco, desde este punto de vista, resultan gratuitos los baños o las exigencias de desnudez porque significan como transiciones hacia la pureza y expresiones de dejación posisiva de cara a la muerte o a la asunción espiritual.A partir de La balada de Cable Hogue, Peckinpah introduce en sus discursos una vertiente más rica que le lleva a construir a sus héroes apegados al pasado de una forma más esférica y satisfactoria y, quizá por eso, teniendo en cuenta la perfección formal de la película, esta cinta se nos antoje tan importante en la obra total del director.Como si de un ciclo que debe revitalizarse para seguir desarrollándose se tratara, Peckinpah vuelve a conjugar su gusto por las condensaciones temporales presentándonos tan sólo los momentos físicos y mentales de mayor importancia (...) Lo que cuentan son los encadenados de los diálogos sin importar que la continuación que se nos presenta se corresponda necesariamente con un momento inmediato o no.La balada de Cable Hogue, es una obra maestra de Sam Peckinpah. Más que su propia calidad, lo que se encuentra en tensión y hace observar desequilibrios inexistentes en el acabado es el momento, el pilar, el marco, dentro, sobre, en que se produce.(Francisco Javier Urkijo, Sam Peckinpah, Cátedra, Madrid, 1995)
La balada de Cable Hogue abre un inesperado paréntesis poético en la obra de Peckinpah. "Grupo Salvaje se llevó tal vez demasiado de mí mismo y me ha vaciado de todo cuanto yo podía decir sobre y contra la violencia. Por ahora este capítulo está acabado en lo que a mí respecta", decía su autor cuando se disponía a contarnos la balada del último hombre del Oeste (...)La balada de Cable Hogue nos habla del Oeste con cariño y autenticidad, bordeando la tragedia pero sin dramatismo atemperando la violencia con la sequedad y aridez del entorno, y transmitiendo una visión más desesperanzada que la comunicada por Grupo Salvaje".(...) Quienes entendemos La balada de Cable Hogue como una obra maestra de género y posiblemente uno de sus títulos más renovadores, creemos que la mirada estilítica de Peckinpah alcanzó aquí una amplitud, una serenidad y una lucidez propias de un maestro. Es una obra sincera, íntima y transparente; desprovista de la formalización estética de las suyas anteriores, de narrativa menor; menos crispada y más relajada, hasta cierto punto primaria, más ágil y suelta, más fresca y ligera. La mirada del autor es tan crítica como cómplice, tan generosa como solidaria. (Carlos F. Heredero, Sam Peckinpah, Ediciones JC, Madrid, 1982)
What does it tell us that Sam Peckinpah's most joyous and life-affirming movie is also his most underappreciated? The Ballad of Cable Hogue was made in that singular moment when, having just completed The Wild Bunch, Peckinpah knew he was back in the game as a feature-film director; and before anyone (including Peckinpah himself?) had an inkling of how completely he was about to redefine the Western genre, contemporary American filmmaking, and his own personal legend.
Cable Hogue is a splendiferous entertainment: a grufty Western tall tale, a lusty comedy, and also (in critic Kathleen Murphy's phrase) "a musical about the economic and emotional complexities of capitalism." Its title character--Jason Robards in a great, exuberant gift of a performance--is an ornery varmint left by two scurrilous partners (L.Q. Jones and Strother Martin) to die in the desert. Through pure cussedness and what may be dumb luck, may be divine intervention, he "finds water where it wasn't" and survives. Nothing to do now but settle back, let his waterhole--the only one on the stage line between Deaddog and Gila--make him a rich man, and await the day those two old partners drop by his waystation.
Besides such Peckinpah regulars as Slim Pickens, R.G. Armstrong, and Gene Evans, the movie features Stella Stevens in her career-best role as Hildy, Hogue's best reason for getting into town now and again, and David Warner, an itinerant preacher and full-time lech who becomes his soulmate. Lucien Ballard photographed, and there's a charming song score (by Richard Gillis) whose neglect is as mystifying as that of the film. Above all, there is Sam Peckinpah exulting in the lyrical, heart-filling possibilities of making a motion picture, trying just about anything, and finding it beautiful. This film was his personal favorite. --Richard T. Jameson "Todos soñamos con volver a la niñez. Aun los peores de nosotros. Quizá sobre todo los peores." Sam Peckinpah
New rip & enlaces

The Ballad of Cable Hogue (Sam Peckinpah).part1.rar
http://www38.zippyshare.com/v/aU2ecae3/file.html

The Ballad of Cable Hogue (Sam Peckinpah).part2.rar
http://www7.zippyshare.com/v/YtF2Ugug/file.html

The Ballad of Cable Hogue (Sam Peckinpah).part3.rar
http://www46.zippyshare.com/v/KeS7FLJz/file.html

The Ballad of Cable Hogue (Sam Peckinpah).part4.rar
http://www102.zippyshare.com/v/jFe5hJJX/file.html

The Ballad of Cable Hogue (Sam Peckinpah).part5.rar
http://www8.zippyshare.com/v/ek6hxb2o/file.html

-o-
Sam Peckinpah en Arsenevich

9 comentarios:

patricia dijo...

Hola! ¿Tenéis por ahí 'Jackson Pollock 51', Hans Namuth y Paul Falkenberg, 1951; y 'Dreams that money can buy', Hans Richter, 1946?



Muchísimas gracias por el blog.

saynomoreglass dijo...

Hola, Patricia, no tengo ninguna,pero no desesperes, por ahì tal vez aparezca pronto alguna por el blog. Gracias a ti por la compañìa.

Anónimo dijo...

Hablando de westerns (este es cojonudo entre otras cosas por la delantera de la actriz), ¿alguien sabe donde puedo encontrar el unico no western de Leone Erase una vez en América, pero con el doblaje clásico de 1984? Soy así de hereje.

Pepito De Niro

Anónimo dijo...

¿Entonces nadie sabe nada? Que desilusión.

Pepito De Niro

saynomoreglass dijo...

Ah yo pensè que era una broma, Pepito, jaja, lo siento, aquì escapamos de los doblajes como de la lepra (bueno, mi alma pecadora a lo màs que llega es a las duales).Eso, abrazo!!

Anónimo dijo...

Pepito de Niro la tienes en DIVX Clasico la de Leone.

Madre mia que melones tan jugosos!!!!!!!!!!!

scalisto dijo...

Nuevos enlaces.

migueltxaves dijo...

Ayer soboreé, y me llené de CINE, gracias a COme and GEt it de HAwks. Hoy regreso a Peckimpah después de mucho tiempo; vamos a ver qué sucede. Gracias amigo Scalisto, no sabe usted el escalofrío de placer que recorre el cuerpo al ver aparecer nuevos brotes y flores. Un gran abrazo

scalisto dijo...

En realidad yo no tuve nada que ver con esta publicación. Originalmente la subió saynomoreglass, ya ahora el nuevo rip y la reposición son una cortesia de L'Angelo Misterioso. Otro abrazo.