18 octubre 2010

Tony Richardson - A Taste of Honey (1961)

Inglès/English | Subs:Castellano
97 min | DivX 640x384 | 881 kb/s | 112 kb/s mp3 | 25 fps
692 MB + 3% de recuperación rar

En un barrio obrero británico, una adolescente de 17 años vive con su madre, una mujer alcohólica y promiscua que la ignora por completo. Tras marcharse un día la madre con su nuevo novio, la joven encuentra a un amigo en un hombre gay de mediana edad, que pretende cuidarla tanto a ella como a su futuro hijo, pues la chica está embarazada de una aventura esporádica con un marinero.
La cuarta canción de ese milagro sonoro que fue Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band ofrece un testimonio agridulce de la infancia y juventud de toda una generación de ingleses. La voz optimista de McCartney, testimonio pop del triunfo agradecido desde la clase obrera, contrasta con el falsete malicioso, con el característico cinismo (¡No podría ir peor!…), de John Lennon.
No fueron quizá tanto jóvenes airados como voces de un desencanto: el propio de los jóvenes baby boomer que se habían educado bajo unos valores opresivos de una sociedad clasista. Pero lo que todavía era mención irónica y alocada en los años 60, y que acabará en enfrentamiento luego del 68, tiene sus raíces precisamente en la generación anterior. Son los años finales de la década de los 50, el tiempo del eslogan de Harold McMillan “You’ve never have it so good!” como freno a cualquier aspiración social fuera del conformismo.Es, también, una reivindicación propia de la cultura de baja clase social: John Wain –Lucky Jim (1954)–, John Braine –Un lugar en la cumbre (Room at the Top, 1957)–, Allan Sillitoe –Sábado noche, domingo mañana (Saturday Night and Sunday Morning, 1958)– provenían todos de entornos trabajadores, siendo en ocasiones autodidactas. Ellos crearon una literatura con expresiones populares, que la academia despreció, pero que llegó conectar con el público.
El término de angry young man se debe al encargado de prensa del Royal Court Theatre, George Fearon, que lo utilizó como perfecto reclamo para la que sería la piedra de toque del movimiento: Mirando hacia atrás con ira (Look Back in Anger, 1956). Escrita por John Osborne, otro autodidacta, representaba a Jimmy Porter como rebelde sin causa de una sociedad enclaustrada en la mediocridad y el puritanismo. La economía, en efecto, había llegado a una primera edad de oro del estado del bienestar keynesiano, pero esta rebeldía era sobre todo cultural, social, en contra de la superchería de las altas clases británicas. Algo que Allison recoge en la propia obra de teatro: "Tú sufres porque todo ha cambiado y Jimmy porque no ha cambiado nada."
Se iniciaba el drama de fregadero, kitchen sink, donde el realismo servía de espejo a las miserias de una cultura de baja clase social que no había tenido relevancia anteriormente. Se pretendía mostrar en la tarima la crudeza, los dramas domésticos que vivía el ciudadano de a pie en el Reino Unido.
Tanto Lindsay Anderson como Tony Richardson conocieron las tablas antes de lanzarse a la aventura cinematográfica. Se les unirá Karel Reisz como tercer violín, y poco antes dieron fe de sus inquietudes artísticas en la revista Sequence.
Empieza así a gestarse de manera paralela al nuevo cine europeo el Free Cinema, defendido con ferocidad por el propio Anderson y que hará del joven airado su estereotipo conocido. Para Michael Earton estos primeros films de rebeldía "son una conjunción fructífera entre las polémicas del Free Cinema y las novedades del Royal Court Theatre". Será un movimiento fugaz, deudor del naturalismo francés y de la constante escuela de documentalismo inglés, que virará de una pequeña proyección de cortos a finales de los 50 a una serie de películas donde el joven airado constituye un referente social plenamente reconocible (...) (Texto de Julio Tovar, tomado de Welovecinema)
El movimiento inglés llamado “free cinema” se afianza en los años sesenta con su aportación al cine social europeo con autores como Tony Richardson y una de sus primeros trabajos “Un sabor a miel”.
A caballo entre el documentalismo inglés, y el realismo emanado del cine italiano, Richardson, retrata una Inglaterra de clase trabajadora –o parada–, con sus barrios sucios y marginales, y sobretodo una juventud ausente en su formación cultural, con un futuro sin ilusión, y a la que le llega justo para satisfacer sus necesidades más primarias de una forma mísera e indigna.
Un ambiente demoledor, en el que Richardson todavía nos deja un resquicio para desarrollar una emotiva historia, entre una muchacha olvidada a su suerte por una madre fracasada, posesiva y caprichosa, a la que no obstante seguirá añorando, y un joven homosexual, que sin exigir nada a cambio ofrece sus incondicionales sentimientos a la joven.
El retrato de la sórdida vida de los protagonistas, con la adolescente embarazada en una ocasional aventura, –emulando la historia de su propia madre–, un joven de tendencias sexuales excluyentes o una mujer madura que apura sus últimos encantos femeninos, nos ofrecen un panorama desolador del todopoderoso impero británico.
Aquí, las referencias de Dickens, con su humanización de personajes marginados, se hacen evidentes, puestas al día con una estética paralela a la “nouvelle vague” o al cine social que se desarrolló en la década en el resto de Europa. (Angel Lapresta: Un Cine del siglo XX)Tony Richardson's film of Shelagh Delaney's play was a critical and commercial success, following hard on the heels of Saturday Night and Sunday Morning (d. Karel Reisz, 1960) and its impact on British screens.
The film was opened out from the play, through Richardson and cinematographer Walter Lassally's impressionistic use of industrial landscapes. The canals and backstreets of Salford take on a dreamy air as Jo tries to come to an accommodation with herself and her life. Some of the imagery, such as Jimmy's boat going down the ship canal or the match cut between a starry sky and a dance hall ceiling, is incredibly beautiful, creating a coming-of-age portrait which compares with the best such works in world cinema.
Subjects like sex, abortion and homosexuality were tackled through the emotions of Jo, played impressively by newcomer Rita Tushingham. However the loose plot and languid atmosphere make it seem less didactic than some of the other new wave films. Jo is and always has been an outsider to 'respectable' society and so approaches life on her own terms. Ellen and Geoff are also cast out in different ways by their sexuality, yet feel more need than Jo to be accepted, hence Geoff's desire to be a husband and father. (Screenonline)
"Hemos tenido nuestra revolución social; tenemos un buen sistema de seguridad social y nuestros logros tecnológicos son algo de que lo tenemos que estar orgullosos. Entonces, ¿cómo explicar el predominio del cinismo, del idealismo confuso y la fatiga emocional? ¿Por qué hay tantas voces jóvenes resentidas y derrotistas en lugar de estar en pugna y afirmándose?" Lindsay Anderson
Taste.of.Honey.part1.rar
http://www41.zippyshare.com/v/5252508/file.html

Taste.of.Honey.part2.rar
http://www59.zippyshare.com/v/2282926/file.html

Taste.of.Honey.part3.rar
http://www54.zippyshare.com/v/34926244/file.html

Taste.of.Honey.part4.rar
http://www12.zippyshare.com/v/51438822/file.html
-o-
Tony Richardson en Arsenevich
The Loneliness of the Long Distance Runner

PD: Este post està dedicado a otros jòvenes airados como Hipo y Morrissey (en estricto orden alfabètico, porque sabido es que no hay jerarquìas en la amistad).

12 comentarios:

patricia dijo...

Hola! ¿Tenéis por ahí 'Step across the border'?
Un abrazo

Hipotricótico dijo...

Gracias por la dedicatoria, lástima no poder venir más a menudo, me pierdo estas pelis magníficas y los placeres de la compañía.
Que estéis bien.
Seguid abriendo estas ventanitas a los sueños tamaño 720x304.
Un saludo afectuoso.

saynomoreglass dijo...

Hola, Patricia, no la tengo conmigo, pero descuida tal vez uno de nosotros la encuentre por ahì. Abrazos!!

Hipo!! Què alegrìa verte !! Abrazos, querido!!

David dijo...

Hipo, ¿dónde te metes? Soy davidhitch, de cultivadores. Encantado de encontrarme contigo otra vez en la red.

Hipotricótico dijo...

¡Hola David! me alegra leerte. La verdad es que no me meto en ninguna parte, apenas navego y descargo, vengo por aquí a husmear y a un par de sitios más pero sin participar (pordescargadirecta, exvagos, allí ando como 'megaundero'). Si te digo la verdad morí con Cultivadores, como esclavo al que entierran con su Faraón. Tampoco tengo mucho tiempo.
¿Tu andas bien? eso espero. Nos vemos por esos mares internautas.

patri dijo...

gracias!

hhdezk dijo...

Quisiera aprovechar para saludarte también, Hipo!! (y a Davidhitch tb, de quien hace mucho tampoco sé nada) Y esa frase de la muerte... me sonó un poco a la de In a lonely place jeje.

Abrazos para todos, Say incluido, por donde se encuentren.

Hipotricótico dijo...

¡Hombre HH! se está montando el conciliábulo, jaja. ¿Todo bien?.
Tienes razón, la frase es luctuosa aunque a la vez descriptiva de mi actividad cinéfila: no participo casi nada, apenas algún mensaje por aquí y allá.
Abrazo devuelto, se cuidan todos.

saynomoreglass dijo...

DEzk!!Jaja sì, esto parece el club de Toby, saludos, abrazos igual!!

scalisto dijo...

Nuevos enlaces.

scalisto dijo...

A Taste of Honey de Tony Richardson con nuevos enlaces

Cero por la boca dijo...

Muchas gracias, por favor más de Richardson.