13 octubre 2010

Karl Grüne - Die Straße (1923)

Muda | Intertìtulos en alemán. Subs:Castellano/English/PT
72 min | XviD 672x512 | 1594 kb/s | 112 kb/s mp3 | 23.97 fps
875 MB
La calle, es un testimonio directo de la crisis moral que atraviesa la nación alemana. Es la historia de un funcionario que se ahoga en su vida familiar y se siente irresistiblemente atraído por la vida nocturna donde es seducido por una joven. El drama se desarrolla en una sola noche en la cual, el protagonista es acusado de asesinato.
Si bien los títulos filmados hasta ese momento por el actor y director vienés Karl Grüne, ni poseen demasiada identidad ni evidencian en él una personalidad definida, la condición de antiguo discípulo y colaborador de Max Reinhardt y la ocasión de escribir un guión a partir de un proyecto de Carl Mayer, le conceden un estado de gracia del que va a surgir Die Strasse.
Aunque la temática del film,fue narra la degradación de un buen hombre seducido por la calle y el abandono de su hogar camino de la aventura, nos traslada de lleno al kammerspiel de Carl Mayer, existen sin embargo diversos elementos en la película que se escapan de la cotidianeidad que caracteriza a dicho género y que van a constituir lo que se da en llamar el nuevo realismo, pero a su vez matizado por el establecimiento en el film de una atmósfera mágica y de expresiones tímidamente vanguardistas.
Esta confluencia de tendencias estilísticas se ve acompañada por la hábil utilización de los procedimientos técnicos habituales.Con sobreimpresiones de carácter subjetivo y un montaje breve, Grüne acierta a extraer toda la fuerza de las imágenes en su descripción casi naturalista de la vida de la calle. Los personajes son abstracciones de la realidad (el burgués, la prostituta, el proxeneta, el niño, etc.), pero están definidos con una minuciosidad,que eso mismo logra devolverlos a ella. Esta transparencia aleja definitivamente a esta película de la corriente expresionista.El film se estrena el 29 de noviembre de 1923 en el Ufa Theater Kurfürstendamm. Desde el primer momento se le reconocen estos valores y la película es considerada el manifiesto inaugural del nuevo realismo alemán. (Texto de Luis Enrique Ruiz , tomado de Obras Maestras del Cine Mudo)
Alucinante recreación de la agitada vida nocturna en el Berlín de principios de los años 20. El protagonista es un hombre maduro que, agobiado de su aburrida vida hogareña, decide lanzarse a la calle en busca de diversión con la que romper su monotonía. Paralelamente se nos cuentan las historias de otros personajes que acabarán confluyendo en un trágico desenlace.
Sugerente e inolvidable film que combina influencias de las dos grandes tendencias del cine artístico alemán de la época: realismo y expresionismo. Encontramos el realismo en el hecho de centrar la acción en unos personajes de clase obrera así como en la elección del tema, un brutal retrato de la decadente capital germana y de la bulliciosa vida nocturna que arrastra consigo al protagonista. Como era habitual también, los personajes no tienen nombre, aunque por otro lado la práctica ausencia de rótulos lo hace innecesario.
Sin embargo, pese a la elección del tema este retrato de Berlín tiene más que ver con la visión que aportó Fritz Lang en su sobrecogedora saga del Dr. Mabuse que con los kammerspielfilms de la época (dramas realistas basados en el teatro de cámara alemán que gozaban de muy buena aceptación crítica). Y es que aunque el tipo de historia vincula más la obra con el realismo, el tratamiento remite directamente al más puro expresionismo. La escena inicial ya nos da unas cuantas pistas al respecto cuando se nos muestra al protagonista en su pequeño y oscuro apartamento en que observa fascinado la vida urbana que le espera fuera, pero no a través de la ventana sino de las sombras que se proyectan a través de ella, un momento maravillosamente filmado y lleno de simbolismo.Una vez en la calle, se nos muestra una ciudad bulliciosa, frenética y casi agresiva donde un hombre como el protagonista tiene pocas posibilidades de sobrevivir. El uso obvio de decorados no realistas para recrear los edificios, la oscura fotografía, el inteligente uso de las luces (me encanta el plano en que se reflejan en un escaparate los faros de los coches que van pasando) y el continuo movimiento recrean una ciudad que resulta casi pesadillesca y exagerada. No pretende ser una fiel recreación sino una muestra de la forma como ese personaje siente y ve la ciudad, un mundo extraño y agobiante desconocido para él pero al mismo tiempo fascinante y atrayente.Esta sensación se aumenta aún más con algunos juegos visuales prácticamente surreales. Al inicio de su aventura nocturna, el protagonista se fija en una mujer cuya cabeza se transforma repentinamente en una calavera. Más adelante tiene lugar el que es quizás el plano más recordado del film, cuando este personaje sigue a una prostituta que le ha seducido de repente se detiene alarmado ante un extraño letrero luminoso de una óptica con forma de dos ojos. En la oscuridad de la noche, parece que esos dos ojos estén observando sus pecaminosos actos y él se siente visiblemente incómodo, sintiéndose culpable por lo que está a punto de hacer. (...)
El guión corre a cargo del director, Julius Urgiss y Carl Mayer, el gran guionista del cine alemán mudo junto a Thea von Harbou, sumando las contribuciones de los dos tendríamos prácticamente todas las grandes obras germanas de la época. El tema de La Calle desde luego no era nuevo, y de hecho más adelante Mayer llevó un paso más allá su empeño en retratar la capital alemana con el maravilloso documental experimental Berlín Sinfonía de una Ciudad, que es un muy buen complemento a éste. Mientras la posterior obra de Walter Ruttman retrataba en estilo documental una jornada en la ciudad, La Calle constituye la versión ficcionada de la noche y del oscuro submundo que se esconde en sus sombras. (El Gabinete el Doctor Mabuse)This highly influential movie was the first of the German "Street" films. It tells the story of one night in which a middle aged man is lured away from his happy home into the thrills and dangers of the city streets. The city is an expressionistic nightmare, a dangerous and chaotic place. The unfortunate man encounters thieves, prostitutes, and other predators. But the real threat to security and order is the street itself. In one extraordinary scene the bumbling man passes an optometrist's shop on a crooked, deserted street. The moment his back is turned, an enormous neon sign, a pair of eyeglasses, blinks on. The street itself is alive and watching. (IMDB)
“¡Pintemos lo que está cerca de nosotros, nuestro mundo urbano, las calles tumultuosas, la elegancia de los puentes colgantes de hierro, los gasómetros que cuelgan entre blancas montañas de nubes, los colores hirientes de los autobuses y las locomotoras de los trenes rápidos, los hilos ondeantes del teléfono, lo arlequinado de las vallas publicitarias…!” Ludwig Meidner
Die Strasse 1923.part1.rar
http://www40.zippyshare.com/v/xngr8Jrc/file.html
Die Strasse 1923.part2.rar
http://www40.zippyshare.com/v/N3yMGTi3/file.html
Die Strasse 1923.part3.rar
http://www40.zippyshare.com/v/zz7tEbfy/file.html
Die Strasse 1923.part4.rar
http://www40.zippyshare.com/v/UpJbcBhZ/file.html
Die Strasse 1923.part5.rar
http://www40.zippyshare.com/v/NnLsSPlR/file.html

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran película, Sayno. Si no recuerdo mal, ya habías colgado otra, también excelente, muy similar, 'Asfalto', que yo, la verdad, no conocía (y me sorprendió muy gratamente).

A su paso por San Sebastián hace un par de años, dijo Ben Gazzara que el cine ya no le interesaba apenas, porque ya no retrataba la condición humana.


Películas como ésta que publicas demuestran que no hace falta un dineral para hacer algo bueno o medianamente bueno, con un mínimo de sentido, estilo, personalidad, trascendencia, etc. Sucede que ahora es notorio el servilismo de los "artistas" a la corriente de poder dominante, y casi todo lo que se estrena en esos fumaderos de opio de las salas de cine está destinado a "colocar" a la gente.

A ver si no era arriesgado rodar 'El testamento del Dr. Mabuse' en pleno nazismo, o desafiar la opinión establecida en los años 20 con películas que desmentían esa supuesta felicidad general. Lo que pasa es que ahora, hablando claramente, no hay cojones.

El lobo estepario

Matapuces dijo...

Os dejo los enlaces de los subtítulos en español del documental "George Orwell a contracorrent", junto con el documental, para quiera ver este interesante trabajo de realización y documentación sobre la vida del escritor.

Enlace documental:
http://www.megaupload.com/?d=R85QVX1R

Enlace subtítulos español:
http://www.megaupload.com/?d=CBF6HVQG

saynomoreglass dijo...

Gracias, lobo, Matapuces. Abrazos!!

saynomoreglass dijo...

Resubida!! (juan , attentiiii, jaja)

Juan Carlos Abril dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
scalisto dijo...

La calle de Karl Grüne recuperada por chicharro