29 septiembre 2010

Corneliu Porumboiu - Politist, adjectiv (2009)


Rumano/Romanian | Subs: Castellano/English/Portugués
115 min | XviD 704x384 | 1601 kb/s | 192 kb/s AC3 | 23.97 fps
1.52 GB + 3% recuperación/recovery

Policía, adjetivo
Cristi (Dragos Bucur), es un joven policía que pasa los días siguiendo a un estudiante sospechado de fumar marihuana. Desprovista de todo manierismo del policial, la película descompone el género y devuelve a la labor del protagonista el desconcierto, la burocracia y el tedio que viven los policías “de verdad”. Para colmo, Cristi no está seguro de que su tarea tenga sentido, y es consciente de que trabaja como ariete (uno minúsculo, pero una pieza al fin y al cabo) de un sistema desprovisto del sostén ideológico que tenía en el pasado. Sus pensamientos surgen, a regañadientes, en largas conversaciones con sus superiores donde debe justificar su proceder, a veces en el borde exterior de la legalidad. El título del film viene de uno de esos debates, y refleja la intención de Porumboiu; el hecho de que el clímax de la historia provenga de una respuesta oída al pasar mientras los personajes consultan un diccionario. (BAFICI)
Police, Adjective
A cop finds himself growing uncomfortable with his latest assignment in this study in the nature of power and authority from Romanian director Corneliu Porumboiu. Cristi (Dragos Bucur) is a seasoned police detective who has just gotten married to Anca (Irina Saulescu) and wants to keep his superiors happy. Cristi's boss, Nelu (Ion Stoica), has ordered the detective to keep a close watch on Victor (Radu Costin), a teenager who is suspected of dealing drugs for a local cartel. Cristi has spent several weeks following Victor's actions and is certain that the kid smokes marijuana with his friends, but isn't any kind of drug pusher and should be left alone. Cristi is also aware that Romanian authorities are expected to relax their laws regarding drugs in the near future, making it all but pointless to possibly ruin Victor's life by bringing him in, but while Nelu understands Cristi's thinking, he's not so willing to let the youngster off so easily.

DVD rip mío

Politist.adjectiv.part1.rar
http://www42.zippyshare.com/v/57345593/file.html

Politist.adjectiv.part2.rar
http://www65.zippyshare.com/v/67321858/file.html

Politist.adjectiv.part3.rar
http://www40.zippyshare.com/v/59970628/file.html

Politist.adjectiv.part4.rar
http://www49.zippyshare.com/v/77028492/file.html

Politist.adjectiv.part5.rar
http://www1.zippyshare.com/v/8717808/file.html

Politist.adjectiv.part6.rar
http://www30.zippyshare.com/v/23791408/file.html

Politist.adjectiv.part7.rar
http://www16.zippyshare.com/v/66914108/file.html

Politist.adjectiv.part8.rar
http://www44.zippyshare.com/v/18135241/file.html

Politist.adjectiv.part9.rar
http://www41.zippyshare.com/v/39412389/file.html

8 comentarios:

El lobo estepario dijo...

Interesante. La voy a ver; aunque pienso que el cine del siglo XXI es heredero del cinema verité y como le he dicho a Victoriano hay mucha diferencia entre "realidad" y "verdad". Por ejemplo, vi 'Camorra' el otro día, y me reafirmo en mis opiniones: una reseña burocrática de la realidad, y esa fotografía azulada del cine actual, deja frío al espectador a menos que ya tenga sangre de pez.

(...)

El lobo estepario dijo...

(...)

La realidad, sobre la que cacarean tantas veces los maestros, ni siquiera existe más que como manifestación o proyección de nuestra mente (seguro que el amigo Matapuces está de acuerdo conmigo). No existe "realidad objetiva" a propósito de los elementos que nos rodean ni orden alguno en el universo. Todo es caos, y todo está sujeto a las casualidades de la fatalidad. Incluso la evolución de las especies depende del azar: el veneno de la serpiente, el rabo que desaparece en el homo sapiens, etc. No se trata de un cambio surgido por la necesidad o lo innecesario de una función, sino que a partir de un cambio fortuito se crea una nueva necesidad (o función) o deja de ser útil otra. Esto lo menciono porque la ciencia ha demostrado (aunque tal vez mañana sea desmentido, no lo niego) que no existe una evolución armónica y plena de sentido en el mundo natural. Es decir, que si hay un dios, se llama... Caos. Y el caos se sostiene con el choque de fuerzas carentes de sentido, o lo que es lo mismo, con la explosión de los azares.

Pero el cine actual, como la novela realista del XIX (aunque sin la poesía de aquella), pretende definir la realidad objetivamente (y de un modo minimalista). Craso error. El cine actual es totalmente heredero de Rohmer, que ya sé que os gusta a casi todos los cinéfilos (no pretendo imponer mis impresiones), y como tal heredero, asume la descripción de una sucesión de pequeños y realistas hechos como acercamiento a lo auténtico de estos mismos (de los hechos); es decir, a lo auténtico de nuestra propia existencia.

(...)

El lobo estepario dijo...

(...)

El cine rumano actual que he visto es idéntico, se enmarca en esta tendencia. Por ejemplo, Loteanu, el moldavo, para mí extraordinario director (lo descubrí en junio), es lo opuesto, lo mismo que Fellini, los rusos o el propio Bergman. Algunos, claro, dirán: "no, pero si los neorrealistas trabajaban del mismo modo que Rohmer y sus discípulos..." Ya, pero no es lo mismo De Sica que Olmi: De Sica tuvo tanta agudeza en la selección de hechos, y los supo presentar de tal manera (con tal sensibilidad y dramatismo) que en realidad se aleja por completo de Olmi. A los neorrealistas les caracterizó la temática, la honestidad, el compromiso con su tiempo... pero no el método, excepción hecha de Rossellini y el primer Visconti, que sin embargo trataban temas más profundos y graves que el deshoje de la margarita del "amor".

Como digo, realidad y verdad son cosas distintas. La verdad, por supuesto, no puede plantearse como argumento de fe. Apenas como una aproximación a nuestras identidades, anhelos, angustias, fantasmas... a nosotros mismos, en definitiva. Entonces, esa verdad, de naturaleza "poética", por así decirlo, ¿acaso vamos a encontrarla en una grabación casera, en un cruce de frases funcionariales, en el espíritu burocrático? ¿Dónde quedan, en esa representación "realista" de la realidad, nuestros odios, amores, pesadillas, alucinaciones, los chispazos del recuerdo, etc? Esa supuesta representación real del mundo no es verdadera, en tanto en cuanto es parcial. No digo que el neorrealismo no lo fuera también, pero en mi opinión llegó mucho más lejos que el cinema verité. Hoy, el cine, los tipos independientes que todavía hacen cine, son deudores del cinema verité, y por tanto de las limitaciones de esa concepción del cine. Y así, hoy observamos que el cine llamado independiente se mueve en el terreno de la denuncia social, el drama minimalista o la comedia de sexos con toques de documental. Pues en mi opinión, todo ello no tiene nada que ver con la realidad, con la "verdad" de nuestro tiempo. Ni en cuanto a desarrollo, ni en cuanto a montaje: sólo en lo concerniente a la temática. Y para el cine, ello supone un riesgo añadido al de las tecnologías; ¿cuál?, que ya existen millones de noticiarios, periódicos, reportajes de actualidad... que no nos exigen prestarle atención a criaturitas de ficción tan insignificantes como la voluntad popular en una sociedad regida por las leyes de la Banca y los "mercados".

Harry Lime dijo...

Muchas gracias por los enlaces! Este blog es un milagro =)

battti dijo...

génial, super blog
merci!

scalisto dijo...

He agregado subtítulos en castellano mejorados. ¡Muchas gracias a rayorojo por la colaboración!

scalisto dijo...

Resubida Politist, adjectiv de Corneliu Porumboiu

Zénite dijo...

Muchas gracias, Scalisto, por el filme y por los subtítulos en portugués. :)