24 septiembre 2010

Agnès Varda - Cléo de 5 à 7 (1961)

Francès | Subs: Castellano
90 min | XviD 464x304 | 959 kb/s | 117 kb/s mp3 | 23.97 fps
700 MB
Cleo, una joven cantante, espera impaciente los resultados de un exámen médico. Cuando una adivina que lee las cartas le revela que tiene cáncer y que puede morir, sus preocupaciones aumentan. Tratando de ocupar su tiempo a la espera de los resultados, Cleo conoce un joven soldado que está a punto de partir al servicio militar en Argelia, y que confía en la joven sus temores a la muerte.
En 1985 Agnes Varda realizó una bella obra de nombre 'Sin techo ni ley', una obra sobre la intemperie vital encarnada en la sombría odisea, o su reverso, de una chica convertida en vagabunda por las carreteras de la Francia profunda, motivada por su rechazo a integrarse en una sociedad que rechaza. También es un tránsito sobre la intemperie vital las dos horas de la vida de Cleo, que se narran en la hermosa 'Cleo de 5 a 7' (1961), las que transcurren desde que una tarotista augura un sombrío futuro señalado por la enfermedad, y un estado emocional confuso en el que se esbozan las figuras de un hombre presente y otro posible, y la notificación del diagnóstico sobre su salud. Claro que ambas protagonistas difieren en su caracter. Cleo es una cantante que, aunque se a reconocida por la calle y se hayan editado tres singles, siente que la vida no le presta la suficiente atención ( como cuando pone uno de sus temas en un jukebox en un café y 'siente' que nadie la escucha). Hay quien dice que es un tanto niña consentida (tiene un columpio en su salón), que responde a ese tipo de mujer que tienda más a desear que la quieran que a superar sus miedos a amar. Cleo tiene muchos miedos, no sólo a la enfermadad o la muerte. En sus tránsitos por las calles, esos que se narran de un modo minuciosa, sea en coche con su asistenta o con la amiga que posa desnuda ( en cambio ella piensa que la desnudez es indiscreción, luego viene la noche, y la enfermedad) porque se siente feliz con su cuerpo, no por que se sienta orgullosa de él, o sean los tránsitos a pie, parece que vea reflejados esos miedos, como el hombre que traga sapos o aquel que se perfora con agujas. En sus paseos, o tránsitos, a veces su mirada vaga imprecisa, a veces fijándose, cuando no ofuscándose, o sintiendo que todas las miradas están pendientes de ella. En el café se desplaza nerviosa, sentándose y levantándose una y otra vez. El fondo de los encuadres también parece que expresa lo que se tensa en su mente, o la define, ya sea las figuras de los soldados a caballo con vestimenta de la época de Napoleón, que se reflejan en el escaparate de la tienda donde se prueba diversos sombreros ( le encanta probarse ropa), o los gatitos que juegan en su dormitorio. El último encuentro, en un espacio natural, un parque, con un soldado que debe volver en unas horas a Argelia, en el cual pareciera que están ambos solos, supone la reconciliación consigo misma, la posibilidad de que lo desconocido no sea algo que tema sino algo con lo que entable una conversación que pueda incluso denominarse un amor en gestación ( el último plano de ambos caminando, y sonriéndose, es ciertamente hermoso). Una de las más notorias cualidades de 'Cleo de 5 a 7', de Agnes Varda, es como hace del tiempo y el espacio, concreción y abstracción, inmediatez y reflejo del conflicto íntimo que se agita en Cleo, a veces signos de lo que teme o de lo que anhela. Registra lo que es la vivencia de esas dos horas, en el que el tiempo es también una experiencia interior, y además se trasciende a la condición alegórica de una mujer enfrentada a su forma de habitar la vida, un proceso que es, en su desarrollo, una conciliación, un saber dar los pasos en la tierra tras bajar de su columpio. (El Cine de Solaris)
Agnes Varda, the lone woman in the French New Wave boys' club, made her reputation with her second feature Cleo from 5 to 7, a 90-minute drama set in real time exploring the internal turmoil of a flighty young pop singer who awaits the results of a medical examination for cancer. Leaving behind her elegant, almost antiseptic apartment for the bustle of the Parisian streets, she weaves through crowds and watches street performers while struggling with her fears and self-recriminations, confronting her shortcomings and finding hope in a chance meeting with a young soldier. Varda captures the vibrant social world and its easy rhythms in creamy black and white with smooth long takes, bringing an almost tactile quality to Cleo's personal odyssey, punctuated with chapter titles marking the time until her appointment at the hospital. Corinne Marchand's Cleo enters as a spoiled adolescent, but introspective internal monologues and brief encounters with strangers etch a portrait of a woman hiding her fears under a façade of flightiness, only discarding the mask when she firmly embraces life in the face of possible death. --Sean Axmaker
“Aquí hay una contradicción. Todo el tiempo aparece el reloj con la hora, sin embargo en el filme se siente un tiempo diferente, es la historia de una mujer que tiene miedo de morir de cáncer.” Agnès Varda

http://www44.zippyshare.com/v/J28MJya4/file.html
http://www10.zippyshare.com/v/X58ahcgK/file.html
http://www13.zippyshare.com/v/DpYBLpyy/file.html
http://www25.zippyshare.com/v/s3xFA2XY/file.html

10 comentarios:

Anónimo dijo...

que hermosa pelicula! gracias gracias gracias!

El lobo estepario dijo...

Muy buena cineasta, Varda. Hay unas cuantas mujeres maestras en este oficio que deberían ser reivindicadas. Ayer, por ejemplo, vi 'Djamila', de Irina Poplavskaya, una película kirguiza de los años 60, llena de poesía, que os recomiendo vivamente. Otra es L. Wertmüller, con la que aún no os habéis estrenado. Y qué decir de Larissa S., Ida Lupino, etc.


Pero me dejo caer para hacer otra recomendación (ya que Sayno ha vuelto a la nouvelle vague): 'Soleil O', del mauritano Med Hondo, impresionante obra maestra sobre el racismo. Una de las mejores películas de los años 60 en lengua francesa (para mi gusto), y pienso que la más lograda película africana de la historia. Sembene, Med Hondo, y el arte africano en general influyeron sin la menor duda en aquellos rebeldes cineastas franceses de los 60 (Resnais ni lo oculta), y es una lástima que no se les reconozca ese influjo. En fin, Med Hondo influyó incluso en G. Rocha, no me cabe duda.

Salud

Anónimo dijo...

Gracias Scalisto por otra de Varda. Excelente blog, uploaders, comentaristas etc.

El Pipa

Anónimo dijo...

Perdón gracias Saynomoreglas.

El Pipa

scalisto dijo...

Nuevos enlaces.

scalisto dijo...

Cléo de 5 à 7 de Agnès Varda recuperada por chicharro

Pedro José García Gambín dijo...

Hola
No se por qué los subtitulos no se ven, alguien sabe por que puede ser?

Una vez más gracias.

chicharro dijo...

Creo que todo está en orden. Con el VLC deberían verse (es el que yo uso, desconozco las vicisitudes de otros reproductores).
Los rars están preparados para que al descomprimirse (por una parte la peli) y por otra los subs, queden el .avi y el .srt en el mismo directorio. Asegúrate de eso, de que estén juntos en el mismo directorio esos dos archivos.
En alguna ocasión deberás renombrar uno de los dos archivos para que su nombre coincida (si deseas que el reproductor detecte los subtítulos automáticamente), pero éste no es el caso para esta película en particular.
Suerte!

Pedro José García Gambín dijo...

Acabo de hacer lo que me has dicho y funciona perfectamente.

Muchas gracias Chicharro

chicharro dijo...

Que la disfrutes!