15 julio 2010

François Truffaut - Les Deux Anglaises et le Continent (1971)

Francès | Subs:Castellano
125 min | Divx 608x384 | 1216 | 128 kb/s mp3 | 25 fps
1,17 GB + 3%
Transposición cinematográfica de la novela de Henri Pierre Roché, Las dos inglesas y el amor es un ejemplo de la particular relación que François Truffaut trabajaba entre la literatura y el cine. Ambientada a comienzos del siglo XX, el film narra la relación entre Claude Roc, un joven francés, y las dos chicas inglesas, Anne y Muriel, a quienes conoce durante su estancia en la casa de Mrs. Brown, madre de ambas, en Inglaterra. Una relación de tres, tan del gusto de Truffaut - Jules et Jim - que se desarrolla en un primer momento en presencia para luego dar paso a una relación a distancia, momento en el cual la forma epistolar adquiere un mayor protagonismo -durante la estancia de Claude en la casa de Anne y Muriel, las cartas son más bien notas, ante la imposibilidad que se le presenta a Claude de comunicarse abiertamente con Muriel, de quien primero se enamora. La carta adquiere en el film un rol relevante en la narración, ya que a través de ellas se develan los sentimientos de cada uno. La relación epistolar se ve interrumpida por intervalos en los que se producen encuentros, y también des encuentros. Las cartas son objetos visibles en el film, pero no lisibles. Por tanto, el contenido de éstas se transmite principalmente a través del recurso de voz en off, aunque en ciertos momentos es el mismo personaje, a la vez que escribe, quien lo enuncia, lo recita . En este sentido, se manifiesta esa ósmosis particular que Truffaut establece entre la literatura y el cine, ya que más que una adaptación se trata de una inserción particular de lo novelesco en el film. La presente película supone uno de los más enigmáticos largometrajes dentro de la carrera de su autor a pesar de ser sin ninguna duda una de sus películas más personales y cuyo fracaso en la época, a pesar del respeto que ha ido adquiriendo con los años, sentó muy mal a François Truffaut debido al gran empeño emocional y desgaste psicológico que le supuso la realización de la cinta. Hermana gemela de Jules y Jim (Jules et Jim, 1962), supone como ella, la aproximación más profunda y personal que su creador ha hecho a través de los entresijos del amor obteniendo como resultado seguramente la película más romántica que el cineasta más romántico haya realizado jamás. Dejando de lado cualquier hilo argumental que pueda servir de excusa, la película es una sucesión de sentimientos filmados tal como Truffaut ha venido demostrando en cada uno de sus largometrajes que giran en torno al amor. Pero no un amor en general, abstracto y etéreo, Las dos inglesas y el amor (Les deux anglaises et le continent, 1971) versa sobre el amor físico, la pasión que evoluciona desde la post adolescencia hasta la madurez. Un amor que hiere sin quererlo, que desgarra, un amor carnal, y que como resultado dio una película totalmente física sobre el sentimiento humano por antonomasia. El componente sexual y el deseo de sus protagonistas trasciende la pantalla y se erige en un personaje tan o más importante que su trío protagonista pero la sutileza el buen hacer del cineasta francés tras las cámaras convierte un tema tan peligroso por no caer en lo absurdo o gratuito como el sexo, en un acto poético, mostrando la importancia que tiene el sexo y su ausencia en sus personajes de una forma totalmente abierta pero púdica, sin tapujos pero bajo la moralidad de sus protagonistas y sobre todas las cosas, de la forma más lírica que un tema que incluso hoy sigue siendo tabú en mucha gente y muchas películas, se muestra aquí de una forma admirablemente adulta. Basada en la novela del mismo título de Henri-Pierre Roché, el libro nos explica el triángulo que se establece entre dos hermanas inglesas y un joven francés al que apodan "El continente" durante años, siendo sus amoríos y sus sentimientos el eje de la trama. La novela de difícil adaptación a la pantalla se compone básicamente de cartas, monólogos e intercambio de correspondencia que unido al hecho que los sentimientos se mostraran gracias a la facilidad que le otorgaba el intercambio epistolar, de una franqueza íntima total dificultaba su desarrollo cinematográfico. Truffaut a quien le unía una gran amistad con Roché ya que se enamoró de su anterior novela Jules y Jim (más tarde entraré en detalles entre las similitudes entre ambas) decidió abarcar la empresa teniendo como bandera insigne realizar una película totalmente carnal sin mostrar el amor físico pero que estuviera presente de una forma desgarradora. Para ello Truffaut se sirve de una voz en off (excesiva en más de una ocasión) que nos describe los sentimientos de los personajes que están separados durante la mayor parte del metraje y que acentuado con bonitas metáforas cuando trata sobre el sexo, como aquella en que para expresar que Anne y Claude mantuvieron relaciones durante una noche antes de la partida de ella a Persia, lo adorna diciendo "se despidieron durante toda la noche", otorgándole un halo romántico que en ocasiones resulta algo cargante pero que cumple su función. De igual modo las continuas elipsis que sacuden el metraje hacen entrever los múltiples cortes que sufrió la película en el momento de su estreno y que como en cualquier otra película su visionado es incompleto y cuya sensación de un poco evolución dramática o lagunas de guión se debe al criterio de otros no al del propio Truffaut a pesar de verse afectada la calidad de su obra. Secuela lógica de Jules y Jim con quien comparte demasiadas similitudes a la par que enormes diferencias. Las dos inglesas y el amor es una revisión de la película anteriormente citada con algunas de sus virtudes y sus defectos por consiguiente. El triángulo amoroso cambia de sexo siendo en esta ocasión un hombre y dos mujeres en lugar de lo inverso. Si Roché se basó en si mismo para el personaje de Jim, el protagonista de Las dos inglesas y el amor es intencionadamente el mismo Roché pero con elementos del propio Truffaut. De hecho el mismo Claude escribe en la película una novela que se titula Jerome y Julián que hasta los menos avispados pueden reconocer lo que no hace falta explicar. La diferencia básica con la anterior novela y película es la evolución de Truffaut como persona y como cineasta. En esta ocasión el director se muestra más seguro a la hora de abordar la fisicidad de los sentimientos otorgando el papel de alter-ego al actor Jean-Pierre Leaud que sería su otro yo delante de la cámara dejando claro la implicación emocional. Si en 1962 Truffaut filma Jules y Jim como claro ejemplo de la Nouvelle vague con un trío adulto que rompió barreras y enamoró y escandalizó a partes iguales, en 1971 el cineasta rebelde se ha calmado (que no estancado) y un estilo más clásico domina su manera de rodar. Si ideológicamente Las dos inglesas y el amor bebe de la primera y se nutre de ella, formalmente Truffaut ha sabido ir más allá y separarlas no cayendo en el mayor error que podría haber conseguido y ése era realizar una copia de la anterior. Para ello el director de Tirad sobre el Pianista (Tirez sur le pianiste, 1960) adquiere un estilo más maduro y sosegado que le imprime un cierto aire de experiencia al dominar en todo momento el material con el que trabaja y realzando sobremanera los pasajes más sensibles obteniendo secuencias tan logradas como la pérdida de la virginidad de Muriel donde la voz en off que nos recuerda que Claude la posee por vez primera siete años después de haberla conocido, la puesta en escena con la única banda sonora de los jadeos de Muriel encuadrándola a ella con la entrada y salida de cuadro de Claude mientras le hace al amor finalizando con un encadenado que muestra la sábana manchada con la sangre de ella se convierte no ya sólo en una bellísima secuencia tratada de forma sublime sino dramáticamente la resolución de una tensión sexual que ha durado siete años y que en una novela es más fácil relatarla y que a pesar de la dificultad que entraña su traslado a la pantalla (por extensión, tiempo, dinero y talento) Truffaut ha sabido adaptar durante todo el metraje para adquirir la fuerza necesaria del momento. Otro ejemplo sería la utilización de la cámara en mano que acompaña a Muriel a vomitar tras confesarle su hermana que es la amante de Claude enseñándonos su malestar y su repulsión o como Truffaut encuadra a Claude y Anne cuando se disponen a hacer el amor antes que ella parta y le confiese a su hermana la situación y es que ellos encerrados en sus sentimientos y en su pasión obtienen su traslado al lenguaje cinematográfico encuadrándolos tras una reja. Truffaut en todo momento encierra a sus personajes, los encierra sentimentalmente y espacialmente, ellos son presa de sus sentimientos y relaciones, y ésta marca su evolución. Es el perro que se muerde la cola y que en algunos momentos recuerda por sus situaciones y sus soliloquios acerca del amor al Rohmer de La coleccionista (La collectioneuse, 1967) o Mi noche con Maud (Ma nuit chez Maud, 1969). La gran lacra que arrastra la película es la interpretación de Leaud que no hace olvidar a Doinel y que a mi juicio y en contra de la opinión del mismo Truffaut, no tiene grandes registros interpretativos pero que a pesar del inicial rechazo que supone el intentar no compararlo con Doinel y uno entra en la película, se percata de lo sensible de la propuesta y que sin abusar de secuencias ñoñas o sensiblerías de pastel, el cineasta que mejor ha retratado jamás todas las posibilidades y vertientes acerca del amor humano, consigue una de las películas más humanas que trata acerca del amor y de la importancia del sexo, o como decía Roché, de la parte física del amor. (Miradas de Cine)
François Truffaut's adept handling of language and art, sex and caprice, is in full flower in Two English Girls, an adaptation of the Henri-Pierre Roché novel. Claude (Truffaut favorite Jean-Pierre Léaud) is a Frenchman persuaded by Ann (Kika Markham) to come to England to meet her sister, Muriel (Stacey Tendeter). Claude falls for both sisters, vacillating between the two with a kind of Brontë indecisivenes, but he ends up asking for Muriel's hand. Complications arise, forcing all three of them to separate ends but with many reunions along the way. Truffaut said he wanted to "make not a film on physical love, but a physical film on love." He teases and taunts, making pastoral scenes erotic and erotic scenes pastoral and never loses momentum or weight with the story. Largely dismissed or ignored after its release in 1971, the film has wisely been reassessed to take its place as one of Truffaut's finest. It also includes a magnificent score by Georges Delerue (who appears briefly in the film) and stands as possibly one of the last cautionary cause-and-effect tales of the evils of masturbation and poor eyesight. --Keith Simanton
"En "Las dos inglesas", sabía que filmaba por última vez una mucha­cha subiendo una escalera con una can­dela en la mano, con mucha música romántica a su alrededor. Intentaba des­truir el romanticismo volviéndolo muy físico, de allí esa insistencia sobre la enfermedad, la fiebre, los vómitos, etc." François Truffaut
Nuevos enlaces, gentileza de Ana

Les Deux Anglaises et le Continent.part1.rar
http://www26.zippyshare.com/v/24839762/file.html

Les Deux Anglaises et le Continent.part2.rar
http://www26.zippyshare.com/v/55272117/file.html

Les Deux Anglaises et le Continent.part3.rar
http://www26.zippyshare.com/v/27699689/file.html

Les Deux Anglaises et le Continent.part4.rar
http://www26.zippyshare.com/v/40748591/file.html

Les Deux Anglaises et le Continent.part5.rar
http://www26.zippyshare.com/v/27923719/file.html

Les Deux Anglaises et le Continent.part6.rar
http://www26.zippyshare.com/v/35144138/file.html

Les Deux Anglaises et le Continent.part7.rar
http://www12.zippyshare.com/v/83885242/file.html

-o-
François Truffaut en Arsenevich

La Sirene du Mississippi
Les Mistons
Tirez sur le pianiste
Antoine et Colette
Baisers volés
La femme d'à côté

L'argent de poche

9 comentarios:

Zénite dijo...

Muchas gracias, caro Scalisto, por todo el buen trabajo aquí realizado.

saynomoreglass dijo...

Yo me sumo a las gracias y,en el nombre del gran scalisto,quiero dar las gracias a todos porque, en realidad, entre todos (como en la vida misma) hacemos posible que esto sea. Saludetes, Zènite.

Zénite dijo...

Lo siento por mi falta de atención, caro Saynomoreglass, y gracias por su noble labor y atención. Gracias, también, por las partes nº8y 9 de la película.
Qué tenga un buen fin de semana.
Un abrazo.

saynomoreglass dijo...

No pasa nada, Zènite,no era un eufemismo lo que decìa antes sino la pura verdad. Ay, ya sòlo me faltan 4 partes para completar la peli, disculpen la lentitud pero Truffaut pese a todo se merece hasta un post salido a cuentagotas.Buen finde tambièn.

Zénite dijo...

Muchas gracias, Saynomoreglass, por la terminación de la película. Sí, todo lo grande es digno de Truffaut y vice-versa. :)

scalisto dijo...

Nuevos enlaces.

scalisto dijo...

Les Deux Anglaises et le Continent de Truffaut recuperada por Ana

lorcan white dijo...

english subs anywhere?

Nicolás Dojman dijo...

muchas, muchas gracias por todo.