14 febrero 2010

John Cassavetes - Minnie and Moskowitz (1971)


Inglés/English | Subs: Castellano
115 min | XviD 688x368 | 1534 kb/s | 192 kb/s AC3 | 23.97 fps
1,39 GB + 3% recuperación/recovery

Así habla el amor
Minnie Moore trabaja en un Museo y vive enganchada a un hombre que la maltrata. Seymour Moskowitz es un viejo beatnick aparcacoches que no encuentra su lugar en el mundo. No tienen nada en común, excepto su soledad. Se conocen en un estacionamiento, cuando Moskowitz, ante los ataques de una cita de Minnie, sale en su ayuda. A pesar de sus diferencias y su carácter amargo, descubren la gran necesidad que tienen el uno del otro.

Subtítulos en castellano: Equipo de traducción de Cine-Clásico

Can a straight-laced woman find happiness with a scruffy hippie who has a bad habit of getting beaten up? Minnie Moore (Gena Rowlands) was a prom queen in high school but has become disillusioned with life now that she is a divorcée who has just turned 40. Her marriage ended badly, and her current relationship with her boyfriend Jim (John Cassavetes), who is inconveniently married to another woman, is hardly going any better...

DVD rip and sreenshots by damascus

Seymour Moskowitz (Seymour Cassel), una suerte de resaca de hippie años '60, gasta sus días estacionando coches en un parking de Nueva York. Poco más que el cine y las escaramuzas públicas conforman sus pasiones inmediatas. Larguísimo pelo rubio y lacio y bigotes desmesurados, encarna un sentido tan práctico de la vida como alimentarse a base de hot-dogs en los bares al paso de una ciudad adormecida en su ruido y mezcolanza. Amante del cine y de Humphrey Bogart cruza los Estados Unidos en dirección a la soleada California -inevitable reminiscencia de On the Road de Jack Kerouac y del indómito Dean Moriarty-.
Minnie Moore (Gena Rowlands) trabaja en el Museo de Los Angeles y apenas se conforma con ser la amante de un hombre casado que no tarda en abandonarla. Símil anónimo de Myrtle Gordon de Opening Night (John Cassavetes, 1977), es asediada por los interrogantes de la edad y la diaria insatisfacción. Dueña de un sentido reflexivo de la vida, es ella quien no deja de recibir la hostilidad urbana y cotidiana plagada de gritos y tensión física.
Como se espera, serán estas dos individualidades las que se encontrarán por la gracia siempre certera de la casualidad. Ambos conforman una pareja por demás particular dentro de la ya singular fauna cassavetiana. No podrían imaginarse dos engranajes más discordantes que Minnie y Seymour. ¿Por qué, entonces, esos planos de cierre de la pareja ya casada rodeada de niños y suegras en pleno festejo? A cuatro días del primer encuentro advierten, casi sin saberlo, que pueden prescindir de los rituales preparatorios que conducen a una supuesta fiable unión según el típico mandato del Sueño Americano. Se desvían, podría decirse, de una dirección impuesta y hasta hoy indiscutida por las obedientes sociedades de consumo. Desbaratan la estructura como suelen hacerlo los niños ante la incomprensión del mundo adulto. Están solos en una ciudad que finge cobijarlos en seguridades en seguida evanescentes.
Tanto Minnie como Moskovitz aman a Bogart pero nunca llegan a conocer esta intimidad que ambos poseen en mutuo silencio -él mira El Halcón Maltés, ella Casablanca-. Tal vez la lección burlona de Cassavetes haya sido elegir un simple detalle para desacreditar la rotosa idea de que entre dos personas se requieren amplias zonas comunes para acercarse al amor. A un lado de esto, Minnie sabe bien que las películas son sólo engaño y conspiración: "te hacen creer en todo desde que somos pequeños. Te hacen creer en ideales y en la fuerza, en hombres buenos, en el romance y desde luego en el amor. Entonces sales y empiezas a buscar. No pasa nada y sigues buscando. Consigues empleo, pasas mucho tiempo arreglando cosas. Aprendes a ser femenina, aprendes a cocinar... pero no existe un Charles Boyer en mi vida, nunca conocí un Clark Gable, nunca conocí a Humphrey Bogart. No existen, esa es la verdad, las películas te engañan y no importa cuán inteligente seas, lo crees igual", dice Minnie. No pueden dejar de pensarse, estas líneas, como un contundente aserto del propio Cassavetes. (Maestros del cine)

Nuevos enlaces, gentileza de chicharro

http://www71.zippyshare.com/v/6zRXujgH/file.html
 http://www57.zippyshare.com/v/BonyJblJ/file.html
 http://www72.zippyshare.com/v/8jPWQ2Ln/file.html
http://www45.zippyshare.com/v/O0r3ohgy/file.html
 http://www35.zippyshare.com/v/ObiOF6wa/file.html
http://www33.zippyshare.com/v/2k0c3YXL/file.html
http://www3.zippyshare.com/v/j12XdThc/file.html
http://www64.zippyshare.com/v/AQmpwqyj/file.html
subs:
http://www54.zippyshare.com/v/TnC7dbds/file.html

--
John Cassavetes en Arsenevich
Opening Night 
The Killing of a Chinese Bookie
Faces
Shadows
A Woman Under the Influence

14 comentarios:

insomniac76 dijo...

Hi Scalisto
(i think u missed my previous comment)

Thanks for your great uploads, specially "Histoire de Marie et Julien" by Jacques Rivette.
The best word for this movie is MAGICAL MASTERPIECE. I was surprised by this RIVETING work by great Rivette.

I have a request as usual :)
Is there any upload of "Katalin Varga" directed by "Peter Strickland" on the internet?

Cabinadelafoto dijo...

Hola estimado, nuevamente me dijiro hacia ti para hacer la consulta sobre algun material. Obviamente si no te molesta.

Picasso & Braque go to the movie, de Arne Glimcher. Habla sobre la influencia que tubo el Cine primitivo en el Cubismo.

No lo e podido encontrar, quizas como me dijiste la otra vez, que algun lector/visitante se entere de mi busqueda.

Saludos como siempre y como siempre Gracias por todo el aporte audiovisual y escrito.-

Cristóbal.

scalisto dijo...

@ insomniac: I didn't catch your previous comment because it wasn't my publication, it was my blog partner's.
Sorry, I haven't seen the film you mention around.

@ Cristóbal: No he visto esa película de Glimcher en ningún lado.

Saludos!

Cabinadelafoto dijo...

Gracias :D

Anónimo dijo...

En un mundo cada vez más volcado hacia la materia es un placer encontrar lo humano, la raíz de lo humano, el espíritu de lo humano, que consiste en ese amor intenso por crear algo, hasta el final, con el cuidado infinito con el que se crea lo que se ama: da lo mismo si es un pastel de chocolate o un blog de cine.

Gracias por su amor por el cine. Gracias por su humanidad.
Gracias por compartir.
Gracias por hacer que el mundo tenga un poco menos de materia y un poco más de Espíritu.

Que el universo le sea propicio.

F.M.

scalisto dijo...

Gracias por tu cálido mensaje, F.M. Reconforta ver que el esfuerzo se aprecia.
Saludos.

Anónimo dijo...

Scalisto:

Cada uno de nosotros cambiamos el mundo, constantemente, con nuestras acciones. Y el cambio que propones, tu propia revolución, ligada a todo lo que está ocurriendo con la red, es simplemente extraordinaria.

No sólo consiste en subir películas, sino en hacerlo con el amor y el cuidado que se debe a quienes crearon esas obras de arte. Estoy seguro que cualquiera de ellos estaría orgulloso de ti, y que comprendería la revolución que propones, tu cambio en el mundo.

Para eso fueron creadas cada una de esas películas, magia verdadera, para cambiar las cosas. Y así Cassavetes, y así Bergman, y así Tarkovsky, y así etcétera.

Ojalá algún día alguien como tú considere que alguno de mis libros es necesario, y que debe ser distribuido a todo el mundo, saltándose el ojo censurador del Gran Hermano. Ojalá algún día alguien como tú cuide alguno de mis libros como vosotros hacéis con cada una de las películas que ponéis a disposición de la humanidad. Y sea capaz de presentarlo en la red con tanto esmero.

Porque cada una de vuestras entradas es un homenaje a la gente que creó esas películas. Con los carteles, con las fotografías, con los comentarios (citando las fuentes), con los archivos en versión original, con los subtítulos. Insisto, los que crearon esos trocitos de magia estarían orgullosos de vosotros. Porque, al final, cumplís una tarea hermosa y absolutamente nítida para el que sepa comprender lo que está ocurriendo en el mundo: que el Espíritu no muera.

Es decir, que no todo el cine sea engullido por la maquinaria más comercial de la gente que no ama lo que hace, y que siga existiendo la posibilidad de recrearse y de aprender de los verdaderos perseguidores, de aquellos que se dejaron la piel en sus intentos.

Cada uno de ellos, de los verdaderos perseguidores (como Charlie Parker, como Proust, como Modigliani, como Herzog), si volvieran a nacer, visitarían este blog. Y aquí volverían a aprender su oficio una vez más.

Porque no se puede concebir a Billy Wilder ni a Fritz Lang haciendo otra cosa. Si renacieran, de nuevo su alma les empujaría hacia el cine. Y buscarían, con los dientes apretados, aquello que pudiera ayudarles. Y, de jovencitos, aprendices de perseguidores, buscarían y buscarían. Y al dar con este blog el corazón les latiría con fuerza.

Cada uno de esos latidos, el de esos imaginarios renacidos, y el nuestro, el de todos los que visitamos una y otra vez estás páginas, es uno de los aplausos que os merecéis.

Y la ovación truena.

Que miles de ángeles os protejan.

F.M.

Osmond dijo...

IT`S A WONDERFUL LIFE (1946) siempre vuelve a ser la película de estos días festivos. Cuesta creer que esta y otras comedias de Frank Capra fueron la inspiración y modelo de un cineasta como John Cassavetes. Los tiempos habían cambiado, y el idealismo y la auto-confianza habían desaparecido para siempre. Cada vez que Cassavetes intentaba realizar una comedia como las de antes, fallaba: realizaba una película desconcertante y de identidades quebradas. Sin embargo, ambos cineastas compartían algo: la incesante búsqueda de la felicidad. MINNIE AND MOSKOWITZ es la película más optimista de su director, una de las pocas donde, después del dolor y la confusión iniciales, podemos ver en la pantalla un happy end.

Esta Navidad, IT`S A WONDERFUL LIFE y MINNIE AND MOSKOWITZ nos recuerdan que, pese a todo, existe una pequeña posibilidad de ser (sólo un poco) felices y mejores personas. Saludos a todos los visitantes de este sitio y muchas gracias a Scalisto y Say por su dedicación y cariño ¡Feliz Navidad!.

Kitchi dijo...

Después de los comentarios que me antecedieron, creo que no me queda mñas que agregar que un GRACIAS inmenso. Cassavetes siempre es bien recibido.

scalisto dijo...

Minnie and Moskowitz de John Cassavetes recuperada por chicharro

Zelig dijo...

Las joyas que desfilan aquí, son dignas de la mejor cineteca. Los cinéfilos saben a que me refiero. Arsenavich se ha encargado de eso, de hacernos conscientes de la vida que aquí desfila. Gracias mil Scalisto y colaboradores. Leean lo que dice FM. Hermoso pensamiento. Ana, Chicharro se les extraña… ABRAZOS

Zelig dijo...

Digo: LEAN…VEAN DE LO MEJOR DE CINE MUNDIAL AQUÍ, ANTES QUE OTRA COSA SUCEDA. VALE.

Ana dijo...

Salud, Zelig!!!

Pepe dijo...

Como siempre, es bueno saber que acá está aún esta página