26 octubre 2009

William Dieterle - Portrait of Jennie (1949)

Inglès/English I Subs: Castellano
82 min I Divx 640x464 I 930 kb/s I 114 kb/s vbr mp3 I 25 fps
625 MB + 3% de recuperaciòn/recovery
Invierno de 1934, Nueva York. El fracasado pintor Eben Adams, desmoralizado, sin dinero ni inspiración, busca comprador para sus obras. Tras la pequeña ayuda de una marchante que diagnostica sagazmente que la debilidad de su pintura radica en su carencia de amor, deambula por Central Park y descubre un paquete olvidado en un banco; una jovencita vestida con un traje pasado de moda lo reclama y entabla conversación con el pintor. El encuentro y los datos aportados por la joven intrigarán primero y fascinarán después a Adams, siendo el arranque de una serie de acontecimientos que cambiarán su percepción de la realidad, su obra y su vida...
David O´Selznick, uno de los grandes productores del cine norteamericano, decide, al quedar fascinado por un extraño y romántico relato publicado a principio de los años 40, por el escritor neoyorkino Robert Nathan, comprar los derechos para el cine. Este productor todoterreno, que había sobrevivido a pruebas cinematográficas como la compleja producción de Lo que el viento se llevó (Gone the Wind, 1938. Victor Fleming) o de Duelo al sol (Duel at the Sun, 1945. King Vidor), encargará el guión al gran guionista Ben Hecht y la dirección al germano William Dieterle. Con este último había trabajado en Desde que te fuiste (1944. John Cromwell), Te volveré a ver (I'll Be Seeing You, 1944) o Duelo al sol. Jennifer Jones también habia participado en anteriores producciones de Selznick, de hecho era por entonces su esposa.
William Dieterle (1893-1972) es sin duda alguna uno de los directores más destacados de los numerosos que salieron de la Europa de los años treinta para continuar su trabajo en América.
Con un contrato de la Warner Bros. bajo el brazo y el aval de una carrera de éxito desde los años 10 como actor de teatro (entre otros con el prestigioso director germano Max Reinhardt), director y guionista de cine, se introduce en el monstruoso engranaje de los estudios de Hollywood donde trabajó sin parar durante las siguientes décadas. Director para el gran público, cuya carrera se amolda a las exigencias de los grandes productores con los que trabajó en la Warner, Paramount, Metro, RKO, o David O´Selznick. Sin embargo, tiene en su filmografía algunas perlas que nos dan muestra de que no sólo era un director eficaz sino también, en algunos momentos, brillante. Jennie, es quizás, la mejor prueba de ello. La historia de Jennie trata de la recuperación de la inspiración a través del amor. Eben Adams, un pintor pobre y en crisis creativa (Joseph Cotten) conoce un día de invierno en Central Park a una niña llamada Jennie Appleton (Jennifer Jones) que canta una extraña canción de otro tiempo. Jennie le pide que le espere mientras se da prisa por crecer y que le pinte un retrato. Mientras tanto Eben descubre que Jennie viene de una época pasada. Jennie se hace mujer y Eben termina su retrato. Ambos prometen no separarse nunca pero el destino de Jennie será otro y en un paseo en barca se desata una violenta tormenta y desaparece. Su cuadro termina expuesto en el Museo Metropolitan de Nueva York. El tiempo y el espacio, el pasado y el presente, la vida y la muerte se entrecruzan. «Nada muere, todo cambia -dirá Jennie-. Hoy es el pasado de otro tiempo».
El personaje de Jennie es atemporal, una aparición, un fantasma de otro tiempo. ¿Está sólo en la mente de Eben?. Quizás... Todos querríamos creer que es un ser real, posible...
Jennie es una película de "atmósfera". Contribuye a ello la magnífica fotografía de Joseph H. August, que muere al final del rodaje siendo sustituido por Lee Garmes. La película tiene una de las mejores fotografías en blanco y negro, con un marcado contraste de luces y sombras y la utilización en algunas secuencias de una luz difusa que resalta la irrealidad de la historia, la atemporalidad de las localizaciones y la figura extraña y evanescente de la protagonista.
La música es también fundamental para entender esa "atmósfera" de Jennie. Las notas de "Preludio a la siesta de un fauno" de Claude Debussy que acompañan las apariciones del personaje de Jennie, constituye un adecuado fondo sonoro a la historia ya que refuerzan aún más la sensación de que ésta se escapa en cada minuto, de que es intangible.
La canción de Jennie, compuesta por el prolífico músico Bernhard Hermman, habitual de las películas de Alfred Hitchcock, ayuda a reforzar ese tono romántico y de misterio de la película, su letra es una de las más misteriosas y sugerentes escritas para el cine; "De donde venimos nadie lo sabe. A donde voy, todo va. El viento sopla, el mar se agita...nadie lo sabe". La planificación de la películas se realizó tanto en interiores (casa de Eben Adams/galeria de arte/convento) como en exteriores (Central Park-Manhattan/faro/exteriores del convento). En los exteriores se producen los primeros encuentros de los dos protagonistas, en un Central Park atemporal, invernal, solitario. En un exterior (el del faro del fin del mundo) se produce la desaparición final de Jennie. El primero es un encuentro suave, delicado, casi irreal. La escena del faro es brusca, potente y violenta. En el primero los dos mundos se encuentran, se tocan por primera vez, Jennie es aún una niña, en el último, ambos se separan, Jennie ya es una mujer, es la imagen madura que Eben plasma en su cuadro. Será también el escenario en donde Jennie muere arrastrada por las olas que se estrellan contra el faro del fin del mundo.
Todo un largo desenlace, en donde Eben y Jennie son atrapados por una devastadora tormenta, que le valió al equipo de efectos especiales el Oscar en la edición de ese año.
Es destacable el maravilloso trabajo de los actores. Joseph Cotten, sobrio y siempre efectivo, tiene en Jennie una de sus más logradas interpretaciones, Jennifer Jones, actriz correcta, encarna a una Jennie tierna y misteriosa, mientras que Ethel Barrymore y Lilian Gish, dos de las grandes actrices secundarias del cine americano, vuelven a hacer de su trabajo un lujo y un placer para el espectador. El principal elemento de la película es el cuadro de Jennie. No sólo le da título a la película, (Portrait of Jennie -Retrato de Jennie-, es su título original), a través de él se filtra la relación amorosa entre Eben (Joseph Cotten) y su musa (Jennifer Jones). Es el nexo de unión entre los dos personajes, entre el pasado de Jennie y el presente de Eben. Spinney (Ethel Barrymore) al ver los primeros dibujos de Eben le dice:«No hay un asomo de amor en estos». Sin embargo al contemplar el cuadro terminado le comenta: «Por fin encontró lo que estaba buscando»... El que la historia gire en torno a un cuadro ha sido siempre un recurso cinematográfico de gran potencia narrativa por su alto nivel de fascinación. La mujer del cuadro (The Woman in the Window, 1944), maravillosa película de Fritz Lang, Laura (id., 1944) la obra maestra de Otto Preminger o El retrato de Dorian Gray (The Picture of Dorian Gray, 1945) de Albert Lewin adaptación de la magnífica novela de Oscar Wilde, son algunas de las que utilizan este recurso.
A pesar de que el atrayente eslogan comercial de Jennie rezaba «La más tierna y aterradora historia de amor jamás contada», la película no fue lo suficientemente atractiva para un público que no entendió esta rareza dentro de la producción americana de finales de los años 40. Fue un rotundo fracaso comercial y tampoco fue bien entendida y acogida por la crítica. Esto desencadenó una fuerte crisis en la productora de David O´Selznick tocada ya de muerte por el fracaso anterior de El proceso Paradine (The Paradine Case, 1947) de Alfred Hitchcock.
A pesar de ello, Jennie es, hoy en día, un referente para algunos cinéfilos y una pequeña joya que está aún por descubrir y reivindicar como una de las grandes películas de la historia del cine mundial. Película extraña, misteriosa, evocadora, en donde se da esa única conjunción de magia y perfección artística que ocurre pocas veces en el cine. Quizás Vértigo (Vertigo, 1958) de Hitchcock y El fantasma y la señora Muir (The Ghost and Mrs. Muir, 1947) de Mankiewicz sean otros ejemplos de que a veces el cine trasciende el tiempo, se funde con él. Los personajes están vivos pero están muertos, son una sombra, un fantasma, una proyección de luz y el amor es lo que sirve de nexo de unión entre esas dos irreconciliables fases del tiempo. El tiempo de la ficción se confunde con el tiempo real, los cómputos y las estructuras narrativas se fragmentan, lo que parece real, no lo es. Todo es magia, la esencia del cine... (Texto de Natalia Vìas, tomado de Miradas de Cine)In Portrait of Jennie, Joseph Cotten plays an artist, Eben Adams, who is unable to bring any true feeling to his work. While painting in Central Park one morning, Eben makes the acquaintance of a schoolgirl named Jennie (Jennifer Jones), who prattles on about things that happened years ago. Intrigued at her thorough knowledge of the past, Eben is about to converse with her further, but Jennie has vanished. Over the next few months, Eben meets Jennie again and again -- and each time she seems to have aged by several years. He paints her portrait, which turns out to be more full of expression and emotion than anything he's previously done. His curiosity peaked by Jennie's enigmatic nature, Eben uncovers evidence that he has been conversing -- and falling in love -- with the ghost of a girl who died years earlier in a hurricane. On the eve of the hurricane's anniversary, Eben rushes to meet Jennie at the site where she was supposedly killed. As a new storm rages, Jennie vanishes for good, but not before declaring that the love she and Eben have shared will live forever. Rescued from the storm, Eben convinces himself that Jennie was a mere figment of his imagination. Then he notices that he stills clutches her scarf in his hand. He looks at his portrait of Jennie (the only Technicolor shot in this otherwise black-and-white film) and understands what she meant when she said that their love would endure throughout eternity; it will do so through Cotten's art, both the portrait at hand and all future portraits. Based on the novel by Robert Nathan, Portrait of Jennie is one of the most beautifully assembled fantasies ever presented onscreen. Producer David O. Selznick's unerring eye for "rightness" enabled him to select the perfect stars, supporting cast (Lillian Gish, Ethel Barrymore, David Wayne, Cecil Kellaway, et al.), director, cinematographer (Joseph August), and composer (Dimitri Tiomkin, who based his themes on the works of Debussy), and blend everything into one ideally balanced package. ~ Hal Erickson, All Movie Guid
«Revista Griffith.- ¿Por qué le gustaba tanto Jennie?
Luis BUÑUEL.- Porque es la entrada a un mundo maravilloso en el que nada se explica, por fortuna...»

Nuevos enlaces, cortesía de chicharro

http://www78.zippyshare.com/v/0l68vC97/file.html
 http://www72.zippyshare.com/v/nNLz4XWz/file.html
http://www35.zippyshare.com/v/Be9naz4P/file.html
http://www37.zippyshare.com/v/prNeWjUm/file.html

NOTA: Las gracias a Ductilman de Cultivadores de Culto (In Memoriam) por haberme presentado esta increìble peli.

18 comentarios:

El lobo estepario dijo...

Otro valioso aporte que hacéis. Lástima la presencia de J. Jones, tan empalagosa (es una opinión muy personal, que conste) como en 'Estación Termini'. En cuanto a Cotten, lo bordaba en esos papeles de tipo que sabe que no alcanzará lo que busca, yéndosele la vida en ello.

Matapuces dijo...

Magnífica película, otro de los grandes clasicos que perdurarán en el tiempo.
Saludos!!

Aldana dijo...

Excelente película. empecé a verla anoche a eso de las 4am. Es increíble lo contemporánea que se ve. Y el tema, pues no creo que exista otra película que pueda explicar mejor ese asunto llamado inspiración para un artita. La inspiración que se desconoce, que se ama, que es un misterio, que nunca se termina de conocer, etc.

También descubrí el foro Cultivadores de Cine. Que pena que el encargado del proyecto lo haya terminado. En internet se encuentran tan pocas comunidades como esta o aquella.

Gracias or presentarme tan magnífica película.

Saludos.

Héc.

saynomoreglass dijo...

Sì,es increìble la pelìcula, "estàs luchando con nada" le dice la Jones a Cotten mientras este se enfrenta al mismìsimo tiempo desatado, uff, brutal, me alegra mucho que la hayas descubierto Hèctor, ya sabes, el paso siguiente es recomendarla, volver a soñarla, anotar citas suyas en las paredes etc etc . Abrazos y gracias a todos por sus hermosos comentarios.

jotarapidup dijo...

A lo menos intrigado, no la conozco, asi que me la bajaré,

Gracias por esta

unzenandalou dijo...

Para los despistados, sabed que esta película era considerada por Buñuel como una de las 10 obras maestras de la historia del cine. Ahí es nada!

dukdukgoose dijo...

Wonderful film... Thanks for your great work on this blog...

Aldana dijo...

Totalmente de acuerdo, esa actriz es un puaj! para esa película... creo que era la novia de O'selznick o Dieterle... aún así es una película que la he visto unas 3 veces... quizás la hubiese visto más si hubiese sido otra la protagonista... y actrices de esa época para ese papel habían suficientes.

Tìa Antonia dijo...

Hola gente de este blog adictivo:

empecé a bajar esta maravilla (sí,tarde, sí!) y cuando solo quedaba el enlace7, no sé qué pasa con RS y me da "Error de descarga" y no veo posibilidad de bajarlo, ni de la pag de RS.
Quizá si lo colocás en los comentarios en ME así los recibo en el mail, me queda la peli completa. Los subs ya los tengo.

Gracias por tantas maravillas.

saynomoreglass dijo...

Hola, Tìa (¿Hace cuànto no digo esto?), rapid està hecho un loco furioso hoy, yo tampoco consigo descargar ningùn link suyo si no es intentàndolo muchas veces y siempre corrigiendo la direcciòn original del link pues automàticamente rapid me lleva a otra pàgina. En fin, si alguien sabe algo, se lo agradecerìamos mucho. Mientras tanto solo queda intentarlo de nuevo, Tìa, no tengo la peli a la mano (pero si el problema continùa la buscarè y subirè esa partecita a mega sòlo para tì, faltaba menos). Abrazos.

scalisto dijo...

Hola amigos. Hay un aviso en RS que hoy estarán de mantenimiento. Avisan que el servicio puede ser afectado "unos minutos", que en la jerga de los alemanes mercenarios de RS significa varias horas. Por suerte, pude bajar el último episodio de Mad Men (soy adicto) esta mañana tempranito antes de que aparecieran los problemas.
Abrazo dual.

saynomoreglass dijo...

Gracias, Sca!! Abrazo!!

Anónimo dijo...

Aver guaperillas, Jenifer Jones lo hizo muy bien en Madame Bovary entre otras. Vale que era algo teatrera pero un respeto por favor. A mi me gusta y tengo buen gusto para las damas.

J de José o Juan o Julián o Jesús o...

Anónimo dijo...

Hay que joderse... "empalagosa"... vamos si a ti te van las tías duras insensibles no nos lo restriegues a los demás. Jenifer Jones era MARAVILLOSA

J de José o Juan o Julián o Jesús o...

Valentina Carrasco dijo...

Casi que acuerdo con el amigo J.
J Jones tiene algo de la Theresa Wright de Shadows..., otra gran partenaire de Cotten. Jones es más "femenina" y menos moderna, pero me parece que eso es lo que el papel necesita. Algo que justamente parezca un poco antiguo y por ende intemporal.
Algunas de sus frases, si bien como dijo sayno+. merecen ser escritas en las paredes, no son fáciles de decir y hacer creíbles. A ella le tocan las peores parrafadas, ya que cotten representa más al sentido común, por así decirlo. Y creo que la chica sale bien parada. También cuando hace de niñita, algo que puede llevar al más tremendo de los ridículos hasta al más pintado... (nunca mejor dicho)

chicharro dijo...

Recomendada para todos los fans de Vértigo (o sea, recomendada para todo el mundo). Los paralelismos son enormes, y se complementan bastante bien. Se inspirarían los escritores del libro De entre los muertos en ésta? El libro es posterior. Y si es el caso (lo desconozco) que la escena ésa de los anillos del árbol de Vértigo no está en la novela, fue que se inspiró hitchcock en esta peli? Simple curiosidad.
Y el tema del pañuelo, tan tópico pero no por ello menos maravilloso. También está al fin de las histoire(s) de godard, con esa cita de Borges, que se inspira a su vez, creo, en el final de la máquina del tiempo de H.G.Wells. O cuando le echa en cara el borrico de stewart (dicho con cariño) a la novak el haber conservado determinado recuerdo.
Por cierto, no sé si hay también cachos de música inspirados en el preludio a la muerte de un fauno, como se dice en el comentario introductorio, pero lo que sí es seguro es que se usa la arabesque nº1 de debussy.
Muchas gracias por esta magnífica película!
PD: bien por la jones! No me he parado a considerar si actúa bien o mal, pero la verdad es que es un gustazo verla.

scalisto dijo...

Portrait of Jennie de William Dieterle repuesta por chicharro

Bud White dijo...

Jennifer Jones era una teatrerilla de musho cuidao. Otra cosa es que trabajara con Vidor y Dieterle (la otra buena peli que hicieron juntos, por cierto, Cartas a mi amada), o con Heny King Suave es la noche).Pero bueno..