18 septiembre 2009

Marco Bellocchio - I pugni in tasca (1965)

Italiano/Italian I Subs: Castellano/English/Portuguesinho
108 min I Xvid 624x352 I 1o79 kb/s I 64 kb/s cbr mp3 I 23,97 fps
895 MB
Augusto quiere ser feliz y está por casarse, pero tiene un problema: su familia. Su madre es ciega y exige constantes cuidados; su hermano es epiléptico; su hermana también y además le profesa una adoración incestuosa. El aislado entorno donde todos viven, una antigua villa en decadencia, en las afueras de la ciudad, sólo contribuye a aumentar el clima desequilibrado y opresivo en el que Augusto se debate cada día. Si Antonioni y Fellini habían abordado ya el tema de la decadencia de la burguesía italiana, Bellocchio decidió ir más lejos y mostrarla en avanzado estado de putrefacción. I pugni in tasca (literalmente: “Los puños en los bolsillos”) fue su primer largometraje y se mantiene como una obra de tremenda violencia emotiva. Bellocchio logra una intensidad análoga a la del buen cine de horror, recurso pertinente ya que todos sus protagonistas poseen o adquieren características que se vuelven monstruosas en el entorno que comparten. Marco Bellocchio, nacido en Piacenza el 9 de noviembre de 1939, interrumpe los estudios universitarios para estudiar en el Centro Sperimentale di Cinematografia de Roma. En seguida demuestra interés por un cine que pueda conjugar la estética visual con la comunicación de ideales, aspiraciones, rabia, puntos de vista personales sobre el mundo, confiando sus mensajes a un lenguaje concebido como momento de intervención cultural y política. El mundo del que habla en su primer largometraje, I pugni in tasca (1965), presentado en la Mostra di Venezia como producción independiente, es el mundo juvenil en fase de pre-combustión sesentayochista. Debido a la joya desenfrenada y destructora de su compromiso y por la precoz madurez de su dirección, la película le vale al autor la marca del talento al servicio del compromiso, aunque semejante estreno crea expectativas demasiado elevadas para la prosecución de su carrera. (Festival de Cine Italiano de Madrid)

Una voz en off lee una nota anónima a una mujer llamada Lucía, dando escandalosa información sobre un largo romance entre su novio Augusto y el autor de la nota en un intento posesivo y desesperado por ahuyentar a la joven mujer. Es una apertura fuerte que adquiere una dimensión aún más maliciosa cuando Augusto expresa la sospecha de que fue su propia hermana la que ha inventado la historia, tal vez para impedir su matrimonio y su inevitable alejamiento de la casa familiar para ubicarse en la ciudad. El siniestro e implícito tono incestuoso de la breve discusión de la pareja de hermanos es mucho mayor en un episodio posterior, cuando Augusto encuentra a la narcisista Giulia esperándolo a un costado de la calle –supuestamente para ser rescatada de unos muchachos- y en el camino a casa, revela que su hermano Alessandro ha escrito un poema de amor para ella. En un metafórico y ominoso plano de presentación de personaje, Alessandro, el hermano desorientado, melancólico y eternamente desempleado, parece caer del cielo (bajándose de un árbol) y aterriza en el cuadro de un paisaje vacío. Es el complejo e irreconciliable personaje de Alessandro –un voyeur romántico y reprimido- el que, en última instancia, pone en evidencia la depravación innata de la familia, como joven atormentado y autodestructivo, pero que resuelve liberar a su hermano mayor de su agobiado sentido de la responsabilidad hacia su familia emocionalmente desequilibrada. Con inevitable controversia, acompañando una introducción obligada a los temas provocativos de Marco Bellocchio, un cine radical y de inflexibilidad sociopolítica, I pugni in Tasca (literalmente, Las manos en los bolsillos) es un retrato austero y angustioso de amoralidad, enajenación, autocomplacencia, e inercia. Bellocchio presenta la desolación moral y la fractura psicológica por la manifestación de la inhabilidad física -una metástasis involuntaria de modo similar a la incorporada por Bruno Dumont en Vida de Jesús (La vie de Jesús, 1997) y por Ming-liang's Tsai El río (He liu, 1997)-, para proporcionar un examen alegórico de la corrupción intrínseca y de la naturaleza pervertida de reminiscencias fascistas. La conducta incestuosa de Giulia, Alessandro y Augusto refleja lo innato de sus roles en la familia: el narcisismo y los actos de sabotaje emocional de Giulia para mantener intacto el núcleo familiar; la tendencia impredecible y violenta de Alessandro hacia toda exhibición de debilidad humana. Representando las rupturas físicas de una familia decadente con interrelaciones disfuncionales, y sus intentos de supervivencia, Marco Bellocchio ilustra la futilidad de la inacción y la apatía, y el imperativo moral de individualidad y conciencia personal. (Filmref)

Italia había ofrecido al resto de Europa un naturalismo cinematográfico conmovedor. Y pese a una dura postguerra, la óptica de la supervivencia volvió a gritar al mundo que la vida es bella y merece la pena recomponerla. Bellocchio lo hizo a regañadientes. ¿Había una explicación? "Se necesita mucho pulmón y mucho estómago para no sucumbir al comportamiento lobuno de esta humanidad de la que todos formamos parte, y es necesario volver a respirar ese aire fresco de la verdad más contundente, aunque sea por medio del más terrorífico examen de situaciones, y se viva a merced de la patología humana peor entendida. Marco Bellocchio supo situar su película en la tradición más masoquista de Stroheim y de Buñuel. "Cine de la más sangrante crueldad".Nos precede un amor incestuoso intuído en la protagonista femenina, efímera y espléndida Paola Pitágora, y más acentuado en el sádico, epiléptico y precoz asesino, Lou Castel. Y una simple y moderada cotidianeidad doméstica y familiar se afianza entre destellos diabólicos. Allí malviven, además de los turbios y sensuales Castel y Pitágora, una madre ciega, un hermano mayor más lúcido y patriarcal, y otro anormal, que sufrirán de forma irreparable la envidia, el rencor, la indiferencia, y una subrepticia lubricidad incestuosa, latente, como ya he dicho, entre los dos protagonistas principales. El joven Bellocchio, parece dejarse recrudecer en el peculiar tormento de cuanto nos está contando. No reniega a la excitación de su miedo, pues se siente incapaz de controlar los extrapolados mecanismos de esa belleza infernal y torturas peculiares que estimulan ciertos masoquismos. "I pugni in tasca" es en sí misma una "conducta", alevosa, un comportamiento, que, aunque no comprendamos y nos duela, también forma parte de los entresijos más enrevesados de los actos humanos, que jamás lograrán conseguir una respuesta concreta a su razón de existir en la tierra.Lou Castel, iconográfico, sádico e inquisitorial, estuvo superlativo como actor. Un gran descubrimiento de Bellocchio, cuyos vestigios se perdieron para el cine meteóricamente. Pese a ser contemplado con enorme ternura, jamás es absuelto. Sentimos su vértigo, pero no podemos cerrar los ojos a ese hastío mesetario, de trágicos sentimientos aislados que propician todos sus actos criminales. Retorcidas diatribas contra la institución de la familia en general. ¿Sería éste un justo ultimatum firme y lacerante contra la humanidad?: "Somos así, y somos responsables de ser así"Una pedagogía más exorcizadora de malos presagios, exclamaría: "Proteged a estos niños malos "con las manos en los bolsillos", porque, cuando suena la tormenta ante ellos, ¡nada soportan!"... Sí, porque hay momentos en los que nos merecemos disfrutar de discursos ideológicos muy diferentes a los que tan mal acostumbrados estamos. "I pugni in tasca" es la respuesta más contundente que recuerdo. (Texto de Pablo Garcìa del Pino)
Like a mortar fired into the heart of Italian cinema in the mid-1960s, Fists in the Pocket had an incendiary impact that's still felt today. In addition to catapulting first-time director Marco Bellocchio to instant celebrity (and a degree of infamy) among European cineastes, this audacious drama challenged the foundations of Italian society--the institutions of family and Catholic religion--and ripped them to shreds without mercy. It's essentially the blasphemous, comi-tragic tale of a dysfunctional family suffering from various "afflictions" (blindness, epilepsy, mental instability), and the pent-up rage of epileptic middle son Alessandro (played by then-newcomer and non-professional Swedish actor Lou Castel, dubbed in Italian by Paolo Carlini), whose delicate psyche constantly threatens to snap. When it does, and he secretly murders his blind mother and younger brother (also epileptic), this act of "collective suicide" is intended to restore the surviving family to some semblance of normality... but of course it only sends them deeper into their peculiar extremities of human behavior. Sarcastic, sadistic, and at times grotesquely amusing, Fists in the Pocket divided audiences with its love-it-or-loathe-it, hell-raising depiction of a family in ruins, blasting provincial values to smithereens with hints of matricide, fratricide, and incest that remain provocative several decades later. Still considered by many to be Bellocchio's masterpiece, and bolstered by Castel's fiercely disturbing performance, Fists in the Pocket is the polar opposite of happy-family idealism. Self-righteous viewers are urged to proceed with caution or avoid this film entirely! --Jeff Shannon
"No me interesa la verdad, sino contarla de una forma nueva." Marco Bellocchio

Nuevos, nuevos enlaces, gracias a Ana

I Pugni in Tasca.part1.rar
http://www16.zippyshare.com/v/24216239/file.html

I Pugni in Tasca.part2.rar
http://www45.zippyshare.com/v/4577524/file.html

I Pugni in Tasca.part3.rar
http://www16.zippyshare.com/v/20369238/file.html

I Pugni in Tasca.part4.rar
http://www45.zippyshare.com/v/29792621/file.html

I Pugni in Tasca.part5.rar
http://www47.zippyshare.com/v/80922874/file.html


NOTA: Este aporte es otro gancho al hìgado de Hipofilms, gracias Hipo.

11 comentarios:

El lobo estepario dijo...

Amarga película. Luego le pesó tan contundente comienzo. Hay quien no se supera al poner el listón tan alto en el primer intento.

Salud(os).

saynomoreglass dijo...

Salud, Lobo, ;-).

Gracias por los precisos comentarios.

El lobo estepario dijo...

Gracias a vosotros, que compartís material imposible, como es el caso de esta película.

Hipotricótico dijo...

¡Que la disfrutéis! y como dice Say: al hígado.
¡Salud!

Chinasky dijo...

Muac muac.

Una joya del cine de arte y ensayo de mis tiempos mozos.

mr herriman dijo...

Sorry but how do you open these files?! I've been trying for ages and nothing works. Halp!

scalisto dijo...

Join with Hjsplit or with 7-Zip. Both are freeware and easily available.

mr herriman dijo...

Wow - thanks so much Scalisto, you are a true gentleman. And 'thanks' for this amazing blog, also. It's a thing of beauty.

scalisto dijo...

I pugni in tasca de Marco Bellocchio recuperada por Ana

scalisto dijo...

I pugni in tasca de Marco Bellocchio re-recuperada por Ana

Argemiro Vélez dijo...

Muchas gracias por el regalo de esta joya.
Muchos éxitos siempre.