26 mayo 2009

Jacques Tati - Les Vacances de Monsieur Hulot (1953)


Francés/French I Subs:  Castellano/English/Português
87 min I Divx 624x480 I 1636 kb/s I 128 kb/s  mp3 I 23,976 fps
1,08 GB + 3% recuperación/recovery
En un complejo termal de la costa, los veraneantes se instalan con sus costumbres urbanas. Hasta que llega Monsieur Hulot (Jacques Tati) al volante de su viejo cacharro y rompe la calma del lugar.
(...) Difícilmente podría sobreestimarse la importancia de Las vacaciones de Monsieur Hulot. Se trata no sólo de la obra cómica más importante desde los hermanos Marx y W.C.Fields, sino de un acontecimiento en la historia del cine sonoro. Como todos los grandes cómicos, Tati, antes de hacernos reír, crea todo un universo. Todo un mundo se ordena a partir de su personaje, cristaliza, como la solución sobresaturada alrededor del grano de sal. El personaje creado por Tati es ciertamente divertido, pero casi de una manera accesoria y en todo de una manera relativa al universo que habita. Y puede incluso estar ausente en los gags más cómicos, porque M. Hulot no es más que la encarnación metafísica de un desorden que se prolonga mucho después de su paso. Si se quiere, sin embargo, partir del personaje, es posible advertir que su originalidad, en relación con la tradición de la Commedia dell'arte que se continúa a través del género burlesco, reside en una especie de inacabamiento. El héroe de la Commedia dell'arte representa una esencia cómica, su función es siempre clara y siempre igual a sí misma. Por el contrario, lo característico de M. Hulot parece ser el no atreverse casi a existir. Es una veleidad ambulante, una discreción del ser. Consigue elevar la timidez a la altura de un principio ontológico. Pero, naturalmente, esa ingravidez del toque de M. Hulot sobre el mundo será precisamente la causa de todas las catástrofes, porque nunca se aplica según las reglas de la conveniencia y de la eficacia social. M. Hulot tiene el genio de la inoportunidad. Lo que no quiere decir que sea patoso y desmañado. M. Hulot por el contrario es todo gracia, es el ángel Hurluberlu, y el desorden que introduce es el de la ternura y el de la libertad. Resulta significativo que los únicos personajes del film que resultan a la vez graciosos y totalmente simpáticos son los niños. Y es porque sólo ellos no están cumpliendo aquí un "deber de vacaciones". M. Hulot no les resulta extraño, es su hermano, siempre disponible, que ignora como ellos las falsas vergüenzas del juego y de la precedencia del placer... Las vacaciones... no pueden ser más que una sucesión de acontecimientos a la vez coherentes en su significado y dramáticamente independientes. Cada una de las aventuras y desventuras del héroe comenzaría con la fórmula: "en otra ocasión M. Hulot". Jamás, sin duda, el tiempo no había sido hasta ese extremo la materia prima, casi el objeto mismo del film. Mucho mejor y mucho más profundamente que esos films experimentales que duran el tiempo de la acción. M. Hulot arroja claridad sobre la dimensión temporal de nuestros movimientos. En este universo en vacaciones, los actos cronometrados adquieren un sentido completamente absurdo. Tan sólo M. Hulot no está nunca a la hora en ninguna parte, porque es el único que sabe vivir la fluidez de ese tiempo en el que los demás pretenden restablecer encarnizadamente un orden vacío y al que pone un ritmo el mecanismo de la puerta batiente del restaurante. Ellos no consiguen más que apelmazar el tiempo... Pero más aún que la imagen es la banda sonora la que da al film su espesor temporal. Es este el gran hallazgo de Tati y también el más original técnicamente. Se ha llegado a decir que está constituida por una especie de magma sonoro en el que sobrenadan de cuando en cuando fragmentos de frases y que esas pocas palabras precisas resultan por tanto mucho más ridículas. Es solamente la impresión que puede tener un oído poco atento. De hecho son raros los elementos sonoros indistintos (como las indicaciones del altavoz de la estación, pero entonces el gag es realista). Por el contrario, toda la astucia de Tati consiste en destruir la nitidez con la nitidez. Los diálogos no son en absoluto incomprensibles sino insignificantes y su insignificancia es puesta de manifiesto por su misma precisión... La delicadeza suprema de este film sin desenlace no es indigna del mejor Charlot. Como toda gran comicidad, la de Las vacaciones... es el resultado de una observación cruel... No parece sin embargo -y eso es quizá la más segura garantía de su grandeza- que la comicidad de Tati sea pesimista, como tampoco la de Chaplin. Su personaje afirma, contra la imbecilidad del mundo, una informalidad incorregible; él es la demostración de que lo imprevisto siempre puede sobrevenir y perturbar el orden de los imbéciles, transformando un neumático en una corona funeraria y un entierro en una placentera excursión (...) (Extracto de la monografía de André Bazin: ¿Qué es el cine?. Rialp, 2004 )
Forefather of Rowan Atkinson's Mr. Bean, Jacques Tati's Monsieur Hulot--a recurring character in several of his movies--is a blithely clumsy troublemaker, an insouciant twit who leaves uproar in his wake without being aware of it. Trying to describe this 1953 comedy is next to impossible except to say it is a series of vignettes at a vacation resort, with the distracted Hulot providing a lot of laughs. Tati directs, and in a way what that really means is that he composes this movie with a perfect eye and ear for the comic possibilities in everything: composition, lighting, minimal marble-mouth dialogue, certain sounds (a duck call, a door repeatedly opening and shutting). This is a superior work that ranks among all-time classic comedies. (Tom Keogh )"Creo sinceramente que el cine cómico no está pasado de moda. Si fuera así yo no trabajaría en él. El público todavía tiene capacidad de reír y quiere hacerlo. Por tanto, si el mundo mecanizado no nos devora la hilaridad, tales películas seguirán produciéndose. Pienso que la nueva evolución del cine cómico será el realismo: el camino hacia la verdad. Realismo-verdad que casi nunca he encontrado en el cine cómico de antaño. Yo quiero crear -aunque trabaje en solitario- una escuela, con base en la interrogación que planteo, la reflexión que provoco y la decisión que hago tomar al espectador, haciéndole ver las dos caras de la vida: la triste y la risueña; ambas paradójicamente realistas." Jacques Tati

Nuevos enlaces e incorporación de subtítulos portugueses gracias a Ana

Les vacances de Monsieur Hulot (Jacques Tati).part1.rar
http://www93.zippyshare.com/v/bR564Lw9/file.html

Les vacances de Monsieur Hulot (Jacques Tati).part2.rar
http://www112.zippyshare.com/v/yxlhTtKe/file.html

Les vacances de Monsieur Hulot (Jacques Tati).part3.rar
http://www102.zippyshare.com/v/DhRppCzE/file.html

Les vacances de Monsieur Hulot (Jacques Tati).part4.rar
http://www18.zippyshare.com/v/d4YsEUaF/file.html

Les vacances de Monsieur Hulot (Jacques Tati).part5.rar
http://www68.zippyshare.com/v/bikRboVY/file.html

Les vacances de Monsieur Hulot (Jacques Tati).part6.rar
http://www39.zippyshare.com/v/rfaS9tak/file.html

4 comentarios:

cmp dijo...

Buena reseña, saynomoreglass, me interesa ver esta peli, intentaré bajarla desde mi casa porque de aquí, la oficina, no puedo...

Un abrazo

saynomoreglass dijo...

Ehh, gracias cmp, un gusto que nos visites. Bàjatela, bàjatela, no te vas a arrepentir. Un abrazo igual, ;-).

pavement69 dijo...

Muchas gracias por esta joyita del señor Tati

scalisto dijo...

Les Vacances de Monsieur Hulot de Jacques Tati recuperada por Ana